HISTORIAS DE SEDUCCIÓN
Float, izquierda

HISTORIAS DE SEDUCCIÓN
Solo para mayores de 18 años


Float, izquierda
-
______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________







______________________________

______________________________

______________________________

______________________________


El conservador 3



Cuando sonó el despertador del reloj de pulsera de Pablo, las dos nos hicimos las dormidas, él se levanto como cada mañana sin hacer ruido para no despertarme, cuando entro en la ducha nos reímos las dos de buena gana, cuando al rato entro como cada mañana a darme el beso de despedida, primero la beso a ella y después a mí y nos deseo que pasáramos un buen día.

El próximo viernes seria mi cumpleaños, esa noche Sonia me miro con cara de niña buena y me dijo que quería pasarla con Liu, que como quedaban dos días me estaban preparando una sorpresa. Miedo me daban las dos juntas preparándome una sorpresa, cuando mi vida desde que apareció Liu en ella era un carrusel nunca sabia si iba o si venia, jugaban ambas conmigo como si fuera un muñeco, su muñeco pero que bien que me lo pasaba, ya no había tenido más “contracturas” seria por el mucho y variado “tratamiento preventivo” que me dispensaban entre las dos.

Me costo dormirme y tratando de conciliar el sueño rememore “la tercera sesión de Liu”, parecía algo tan lejano y apenas hacia ocho meses que vino para las “sesiones de relajación”.

Algo que me hizo pensar, desde que me desperté aquella ya lejana madrugada y que no me permitió dormirme otra vez fue ¿que pasaría al día siguiente cuando fueran las dos, Sonia y Liu quien se encargaran de mi? Si tan solo ver como se había comportado mi mujer, alguien a quien siempre había considerado “recta y estricta” y se había liberado tan solo con dos visitas de Liu, que me esperaba esa noche.

Además la frase se Sonia “te iras de las 17.30 hasta las 19.00 para que ella me explique algunas cosas que quiero preguntarle” me intrigaba, sé que antes que a mí había conocido a otros y eso nunca me preocupo y nunca he dudado de ella, pero ahora mil dudas me asaltaban aunque por fin conseguí tranquilizarme lo suficiente para afrontar el día de la forma “mas natural posible”.

Todo el día lo pasé con Sonia quien me agradeció en varias ocasiones el que me quedara con ella, su forma de hacerlo fue muy grata, nos levantamos tarde pues cuando por fin me dormí, se despertó ella y lo hizo conmigo de una forma en la que no te puedes resistir, con una mamada como las de la noche anterior.

Después de comer pronto, que fue la única comida del día hicimos el amor de forma rápida, me duche me vestí y cuando salía de casa cerca de las cinco y media vi llegar a Liu aunque ella no me vio a mí, llevaba una minifalda gris claro y una blusa blanca que la hacían confundir con una niña de escuela.

Tal y como me había pedido Sonia no regrese hasta pasadas las siete de la tarde, para mi sorpresa ambas llevaban puesta la ropa y no vi rastros de congestión en el rostro de ninguna de ellas, que estaban en un sofá pase y me senté en una butaca, entonces Liu después de saludarme me dijo.

Me ha dicho su esposa que no practica ningún deporte ni tiene aficiones, no me extraña que de vez en cuando se crispe y tenga alguna contractura, eso tiene que cambiar.

Si pero es que no tengo tiempo para ir a un gimnasio o para apuntarme a un club del tipo que sea para hacer aeromodelismo o cualquiera de las actividades que llaman de ocio, tampoco me ha atraído nunca el futbol.

Entonces su replica me dejo un tanto perplejo.

Tiene la oportunidad de practicar el entretenimiento más completo que se conoce, el sexo y para ello no es necesario salir de casa ni hacer grandes esfuerzos, solo se trata de aprender algunas cosas que es lo que si me permiten haremos ahora. Solo necesito que a usted le parezca bien, a su esposa le encantaría que les enseñara algo más de lo que pueden hacer juntos.

Entonces Liu continuó.
Solo hay una regla de oro que los dos deben aceptar, con ella se puede llegar muy lejos y consiste en que “todo lo que suceda dentro de la pareja si ambos están de acuerdo es valido” incluso introducir en ocasiones elementos ajenos a la pareja, desde terceras personas a juguetes, pasando por fantasías.

Accedí en ponerme en sus manos al igual que Sonia para que nos instruyera, entonces tomo el mando.

Cuando llegue del trabajo, lo primero es quitarse el estrés, para ello lo mejor es que inicie una partida de su hobby preferido, comenzando por un baño.

Nos llevo al baño y me coloco frente a Sonia entre las dos me desnudaron, pero cada roce cada susurro solo servia para ponerme cada vez más cachondo, cuando estuve desnudo del todo me guío las manos para que desnudara a Sonia de la misma forma, ella se desnudo sola en un instante, entonces abrió el agua, estábamos los tres en la ducha, le dio la vuelta a mi mujer y guiando mis manos comencé a enjabonarle los pechos mientras me susurro al oído.

Bésele el cuello, aparte su cabello y bésele la nuca la columna lo que le plazca sin que ella tenga oportunidad de acariciarlo a usted, en este momento solo tiene que darle placer a ella.

Le dije a Liu que me hablara de tú, eso del usted ya estaba fuera de lugar después de lo que estábamos haciendo los tres.

Sin responder se agacho y tomándome la polla que estaba ya más que dura, la coloco entre las piernas de mi mujer, quien las separo para que entrara sin dificultad y empecé a oír jadeos, Sonia se arqueaba tratando de que su cuerpo fuera lo más accesible posible a mis cada vez más expertas manos.

Por mi parte empecé a gozar solo con ver como estaba disfrutando ella, después de un rato así le di la vuelta bajo la atenta mirada de Liu quien me sonrío al ver que improvisaba, cuando Sonia trato de agacharse para hacerme una mamada, lo impedí sujetándola fuerte contra mí y haciéndole notar la gran erección que tenia, fue cuando Liu nos dijo de forma imperativa que era el momento de terminar el baño y pasar a la habitación.

Nos secamos mutuamente y Liu hizo lo mismo, pronto estuvimos en la habitación, entonces me tomo de la mano y me hizo tender sobre la cama, Sonia comenzó un masaje por todo mi cuerpo con sus durísimos pezones, tal y como hiciera el día anterior Liu, para después de tenerme al borde de la histeria, eso no había quien lo soportara, comenzó una mamada que me llevo más allá de lo que había estado nunca, pero que no termino su intención fue clara cuando me susurro.

Ahora te toca a ti seguir, creo que ya estas más que en condiciones.

Se tendió a mi lado y cerro los ojos, sin pensarlo me sitúe entre sus piernas las levante y de un solo empellón la empale hasta el fondo, comencé a follarla de forma animal en eso no había nada del amor que nos teníamos, solo un alto grado de lujuria y entonces fue cuando note los pezones de Liu en mi espalda, eso me enardeció más si cave salí de Sonia sin acabar.

Me gire de lado y tomándola por los brazos la puse delante de mi, le di la vuelta y la tumbe sobre mi mujer, entonces apunte el capullo, directamente al culo de Liu con una mano mientras apoyaba la otra sobre sus riñones y de una sola estocada y sin ninguna consideración la penetre casi con rabia hasta el fondo, a cada empellón sus cuerpos se frotaban y oía más los jadeos de Sonia que los ánimos que me daba Liu para que le diera más fuerte.

Por fin llegue a un orgasmo sensacional, pero seguí dando empellones mientras iba llenando los intestinos de Liu, con sucesivas descargas, cuando ya no pude más me abatí sobre ellas, quede rendido y cuando pude, me levante un poco salí de Liu y me tendí junto al “montón de carne”, que había tenido a mi disposición, entonces Liu comenzó a lamer los restos de mi reciente eyaculación, a Sonia la veía maniobrar por detrás de ella, cuando pude fijar la mirada pude ver que estaba recogiendo lo que salía de Liu.

Estaba demasiado cansado para tratar de analizar que es lo que sucedía a mi alrededor, entonces entre las dos me dieron la vuelta a lo que no me resistí, fue cuando note que me estaban lamiendo las dos la espalda, notaba una incipiente erección, pero cuando una lengua se abrió paso entre mis glúteos alcanzando el culo, la erección se hizo total, estaba agotado o eso pensaba yo pero cuando me dieron la vuelta entre las dos, otra vez note que estaba en condiciones de seguir.

Liu me coloco unas almohadas en la espalda, para que el torso quedara un poco erguido.
Sonia se acuclillo sobre mí, dándome la espalda y ensartándose por el culo, lo hizo en un solo movimiento, cuando estuvo al fondo se abatió hacia atrás quedando sobre mi pecho, le agarre las tetas y se las amase casi con rabia.

Tiraba de sus pezones o se los chafaba, como si quisiera enterrarlos en los pechos, también los comencé a retorcer de una forma “sádica”, cuando comenzó a jadear, no entendía nada hasta que mire sobre su hombro y vi a Liu como trasteaba en su entrepierna y note que cada dos o tres lametones partían de mis huebos para perderse en el interior de la vagina de Sonia.

Le solté los pezones y la agarre fuerte por el vientre, lo apreté fuerte y tiraba de ella para que resbalara sobre mi cuerpo hasta que casi se salía y después la empujaba de vuelta abajo, era un trabajo un tanto “pesado” pero dio sus frutos, cuando su esfínter comenzó a contraerse por los primeros espasmos yo estaba ya más que a punto y alcanzamos ambos un exagerado orgasmo.
Liu repto sobre nosotros, nos beso primero a Sonia y después me morreo a fondo, al apartarse un poco me dijo.

Ahora es cuando tengo que explicarte algo, te parecerá una animalada pero solo observa la cara de tu mujer.

Aparté un poco a Sonia para poder salir de dentro suyo, Liu me ayudo a colocarla, como estaba yo antes, con el torso algo incorporado, se arrodillo entre sus muslos y comenzó a follarla primero con dos dedos, después fueron tres, yo estaba arrodillado a su lado, después cuando le vi encerrar el pulgar dentro de la mano me quede un poco sorprendido pero aguarde.

Apunto el puño a la entrada mientras con la otra mano le estimulaba el clítoris, Sonia comenzó a sacudir la cabeza a derecha e izquierda y con asombro pude ver como sujetaba su muñeca y apretaba su puño hasta que entro, entonces comenzó una follada con todo el puño dentro, cada vez que parecía que fuera a sacarlo, los labios mayores se abultaban hacia fuera y de entrada tomando por referencia un tatuaje que semejaba una pulsera, eran mas de 25 Cm. lo que entraban en Sonia.

Esta comenzó a babear y decía cosas del todo ininteligibles, Liu alargo la mano libre y me indico que ocupara su lugar, no saco el puño hasta que estuve en posición, entonces me cojio el pulgar y lo doblo dejando mi puño como el suyo, pero casi el doble de grande, lo apunto y ante mi recelo, me dio un fuerte empujón en el codo, con lo que entro de golpe, Sonia solo abrió mucho los ojos y soltó un suspiro entre jadeos.

Liu me tomo del antebrazo y fue marcando el ritmo, mientras me decía al oído.

Tienes que vigilar que no se desmaye demasiado pronto, cuando veas que pone los ojos en blanco afloja.

Sonia alcanzo un orgasmo enseguida, pero Liu me indico que siguiera, se encadeno con una serie de espasmos que partían de su vagina y le recorrían todo el cuerpo.
después de retorcerse, morderse los labios, agarrarse los pechos como si se los fuera a arrancar y decirme dos veces que parara, por fin se desmayo, retire el puño con cuidado y Liu acudió pronta a lamerlo.

Cuando Sonia se recuperó, su cara lo decía todo, una completa satisfacción la invadía.
Mientras los dos estábamos sobre la cama abrazados y cuchicheando sobre lo sucedido, pues para Sonia era increíble lo que le contaba.
Liu estaba sentada a los pies de la cama esperando que nosotros termináramos de gozar del momento, cuando por fin nos levantamos fuimos al baño los tres juntos otra vez.

Liu pregunto mientras nos enjabonábamos mutuamente Sonia y yo.

¿Ha quedado alguna duda, creen que podrán recordar como funciona todo esto?

Le respondí muy satisfecho, seguro que no nos interesaba meter a otra persona diferente entre nosotros.

Tenemos tu numero, cuando tengas que venir ya te avisaremos.

Se vistió y antes de marchar, Liu primero morreo a Sonia y después a mí, de forma que no dejaba lugar a dudas, ella estaría en nuestra casa más veces.
Yo me encargaría personalmente que así fuera.
Cuando le pregunte por sus honorarios me dijo que eso ya estaba arreglado con Sonia.

Desde ese glorioso día hasta que nos pidió ayuda por el tema del contrato laboral, la llamamos varias veces.

Continuara.




© Acapucio

cain6666@hotmail.es

Ver más obras del autor

________________________________________________

Queda expresamente prohibida la publicación y la distribución de todo o de parte del contenido de la presente obra, sin previo y expreso consentimiento del autor

________________________________________________


0 Comentarios

______________________________

______________________________



______________________________

______________________________



NOTA

En este sitio Web no se evalúa ni censura ninguna obra, respetando de este modo a sus autores.

Por esto se publican “Tal Cual”, no realizándose ningún cambio en el texto original enviado.

______________________________





______________________________

ESTIMADO LECTOR



Si algunos de los relatos son de tu agrado, no dudes en enviar un mail al autor.
Es el mejor reconocimiento y estimulo que le puedes dar.



______________________________



Historias de Seducción pretende ser un portal para todos aquellos que gusten escribir en el genero erotico y para los que gusten el leerlo.
El erotismo un poco desprestigiado y confundido con pornografía hoy en día, esta lejos de ella por requerir del juego sutil de sentimientos, imaginación y de seducción antes de llegar a un posible y no imprescindible contacto físico de sus personajes.



______________________________