HISTORIAS DE SEDUCCIÓN
Float, izquierda

HISTORIAS DE SEDUCCIÓN
Solo para mayores de 18 años


Float, izquierda
-
______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________







______________________________

______________________________

______________________________

______________________________


Con Engaños



Con Engaños

Shawn conoció a Bruno por Internet durante una búsqueda circunstancial para contactar a alguien que tuviera gustos disímbolos por sentirse dentro de las ropas femeninas... En su primera entrevista intercambiaron monólogos y luego de adquirir confianza, ambos hombres, en la tímida discreción de una nueva amistad, se disfrazaron cada uno con los atuendos que llevaban y se tomaron fotografías digitales recurriendo a grotescas poses al principio pero que una vez que se tomaron esa confianza, se fueron suavizando poco a poco hasta que llegó una soltura "natural" dentro de la cual cada uno se transformó a como su interior le hacía sentir.

El travestismo es una inclinación sui géneris que no necesariamente conlleva al homosexualismo o a la mariconería; según Sigmund Freud, el Padre de la Psicología, él sostenía que, "El comportamiento de una persona está profundamente determinado por pensamientos, deseos y recuerdos reprimidos", a lo que yo agregaría: Está también sujeto a la influencia de sus genes. Es decir, en este caso ambos hombres vivían en sus fantasías lo que sus cuerpos llevaban consigo. Sin embargo, se fue dando que esa mujer que llevaban por dentro, al momento de representarla, no solo les permitía dejar salir la descendencia de esos genes, sino también el deseo por la mujer en sí misma.

Bruno y Shawn acordaron varias entrevistas y en cada una de ellas el género masculino en ellos desaparecía para transformarse y sentirse mujer; mujer que sonríe, mujer que camina, mujer que quería adelgazar su voz y mujer que emergía en poses y devaneos delicados que con el sonido del taconeo, las texturas del nylon y la apariencia femenina recurriendo a los accesorios, las pelucas y al maquillaje, las transformaban; pero, también las hormonas de sus cuerpos brotaban en el deseo irrefrenable por los toques, los besos y las caricias, que paso a paso y circunstancia tras circunstancia, los llevó a una interacción más allá de la sola gracia de verse en las fotografías instantáneas de sus celulares.

Los encuentros desprendieron charlas y vivencias que cada uno confesó. Bruno y Shawn se contaron esas vivencias y cuando Bruno narró que viviendo en otra ciudad, convenció a su novia, mujer biológica, con artilugios para que lo acompañara a una reunión donde premeditadamente ya había establecido el derrotero de esa reunión en casa de una pareja de amigos... con engaños. Bruno llevó a su novia, se enfrascaron en la frescura de unas bebidas, y por allá de las horas avanzadas, hizo que su amigo llevara a su habitación a su pareja, mientras él se quedaba en otra, con la mujer de aquél y se desatara lo que actualmente es una actividad "Swinger"... Según Bruno era lo que su pareja quería, porque asumió que en la cama, con su mujer, ella arremetía con condescendiente desfogue su sexualidad.
A Bruno le provocaba extrema excitación saber que su mujer estaba con otro hombre, y según le contaba a Shawn ella disfrutó en evoluciones de locura que a Bruno le funcionaban como un "Viagra" humano.

Cuando Shawn escuchó la historia, y siendo que también su sexualidad iba más allá de sus propias vivencias y de sus deseos imaginados, hizo saber a Bruno que le había trastocado la libido de manera que le pidió que le contara más.
Shawn y su imaginación prolija dibujaron en su cerebro todas y cada una de las escenas, e incluso se iba más allá, hasta que esas charlas iban y terminaban en la interpretación "real" pero con sus propios cuerpos.

Cierto día, Bruno fue a donde trabajaba Shawn y le soltó una bomba: "Quiero que conozcas a mi mujer y que la cortejes"... Shawn, sorprendido en un principio se negó, pero fue tal la insistencia de Bruno, que terminó por aceptar la "oferta", que no era más que un engaño hacia su pareja... Le proporcionó a Shawn el teléfono de su mujer y habiendo fraguado ya la historia, le dijo que le llamara, so pretexto de pedir informes para la renta de un local en la Plaza Comercial en donde ella era la Administradora...

Pasaron algunos días y Shawn repasó y repasó si quería o deseaba conocer de esa manera a Laura, la mujer de Bruno, pero su abstinencia obligada por el descubrimiento de que su propia mujer, la esposa de Shawn, había tenido amoríos con un compañero de su grupo de "meditación"... fue que sintió el impulso.
Total, Shawn se armó de agallas; Shawn no era un Casanova ni mucho menos, de hecho, era un tanto timorato, pero una tarde salió de su oficina celular en mano y luego de varios intentos frustrados, alguien lo comunicó con Laura.

Shawn quedó impactado con el sonido de la la voz al otro lado de la línea... A sus oídos, la voz que escuchó era más que sensual, firme y con tono de liderazgo... Le gustó.
De la nada Shawn extrajo palabras de su vocabulario e improvisó el motivo de su llamada, inventó su propia historia y le preguntó a Laura por los locales disponibles para concertar una futura cita.
Laura en un principio le daba largas por la cantidad de trabajo que tenía, hasta que, y respaldado por la insistencia de Bruno, éste modificó su historia y cedió ante la perspectiva de conocer personalmente a Laura porque el tono de su voz le había cautivado y le provocaba mariposas en el bajo vientre.

Laura, ante las acometidas e insinuaciones ya no tan forzadas de Shawn, dejó de batear sus llamadas y aceptar los galanteos con los que Shawn debilitó su curiosidad y quedaron en una entrevista real; cuando Shawn le confesó la verdad a medias, le dijo que la había visto alguna vez por coincidencia y que en "realidad" había investigado el número de su teléfono porque se había prendado de su imagen y le había nacido presentarse.
Las conversaciones telefónicas se sucedieron con más frecuencia, y el "No Casanova" hizo que el rechazo original de Laura se convirtiera en una fuerte química virtual y una extrema curiosidad de inquietante deseo por conocerse... Y se citaron.

Bruno estaba que no se la creía, pero a la vez estuvo muy seguro de que ambos, Laura y Shawn, terminarían siendo algo más que amigos y propició más aún para que ese encuentro se diera y su mujer cediera.
Fue un Sábado... Un Sábado que habría de quedar grabado en las páginas del calendario, porque la química telefónica hizo reacción apenas Shawn atravesó la puerta de esa oficina que estaba medio perdida debajo de la rampa del estacionamiento en las alturas de la Plaza Comercial.

Dos miradas, dos pares de ojos y un mutuo consquilleo reventaron las venas de la ansiedad apenas se vieron... Casi todo ya se habían dicho, mucho ya se habían expresado solo por el rebote de sus voces en sus celulares y ese deseo virtual creado, se desató en un abrazo como si ya se conocieran y ya se hubieran tocado más que trastocado gracias al dispositivo de señales acústicas y eléctricas generado por Elisha Gray y Alexander Graham Bell.
La visión fue electrizante y sus labios y sus manos dieron rienda suelta a una relación que se fue agigantando cada que se veían, cada Sábado, cada mañana y cada que a Bruno le invadía la excitación por esas frecuentes entrevistas que él mismo propiciaba...
Por supuesto a Laura nunca le dijeron ni Shawn ni Bruno, que todo había sido un plan, que todo era básicamente colapsado por la auto satisfacción de Bruno, y que todo había sido lo que era, un gran engaño.

Bruno puso en bandeja no de plata sino de oro, a su mujer Laura; los tres se veían y Bruno los llevaba hasta un Motel cercano con muros bicolor, y aunque al principio solo le excitaba imaginar lo que hacían, luego, cuando ella le contaba, se desbordaba sobre ella en una relación muy excitante y lujuriosa, que terminaban teniendo, Bruno y Laura, las actividades más eróticas desde que se propusieron vivir juntos algunos años atrás...
Pero poco a poco sucedió, poco a poco la relación tripartita se hizo más y más enfermiza en el corazón y en la cabeza de Bruno, que ya no se conformaba con las narraciones de Laura ni con el efecto erótico que le producían y que lo llevaban a tener los orgasmos deliciosos que hacía tiempo ya no tenía...
Bruno quiso más; lo que pasaba en la intimidad con Shawn le hizo ir más allá, porque hacer el amor con Laura, prácticamente lo sentía como masturbarse únicamente pensando en ella en la soledad de su cuarto de baño... Así que Bruno les propuso otra idea... Plasmar personalmente en fotografías lo que hacían.

Las habitaciones bicolor se fueron multiplicando por intensidad; a Bruno le excitaba mucho ver tras la pantalla de su cámara que dejó de ser un celular, las escenas de erotismo vertiginoso en las que se habían convertido las demostraciones sexuales entre Laura y Shawn... Para Bruno, verlos le producía tal excitación, que no importaba el cómo ni el dónde...

Pero la locura se trastornó en obsesión cuando Bruno sintió que la pareja de su "Viagra" humano empezó a enamorarse el uno del otro...
Un par de veces, Bruno recogió a Shawn en su auto, pasaron por Laura a su oficina y una cuadra después de la Plaza, le pedía a Laura que se pasara al asiento de atrás con Shawn... Esto por supuesto, lejos de ser una manipulación, hacía que dentro de los cuerpos de sus compinches explotara el delirio, la lujuria y poco a poco... el amor. La lujuria en Bruno se desbordaba a grado tal mientras fungía como chofer, que no solo los fotografió mientras conducía por las calles cercanas a la Plaza, llegó a tomar videos y hasta despegaba los ojos del camino para alargar el brazo que hacía los cambios en la transmisión, y tocaba la carne que tuviera cerca, fuera la de Laura o fuera la de Shawn.

Para cuando las reuniones ya de los tres se dieron en el Motel, las erecciones de Bruno fueron siendo desmedidas y pretendía participar, cosa que a Laura ya no le venía a bien...
Un Sábado por la mañana se convirtió en un Sábado por la noche... Bruno recogió a su esposa y viajó hasta la Ciudad donde vive Shawn y la dejó en su casa; él pensó que podría participar y luego de esperar pacientemente estacionado en la calle, se atrevió a sugerir estar presente... Pero Laura rotundamente se negó, discutieron fuertemente y a Bruno no le quedó otra alternativa que esperar en el carro hasta todo lo que restaba de la noche. Una vez que amaneció, Laura y Shawn terminaron de hacer crecer su historia amorosa y Shawn entregó a Laura a un Bruno muy enfadado.

Pero lo que se venía venir llegó. La actitud de Bruno se tornó menos lujuriosa y los celos lo invadieron hasta que otra de esas mañanas de Sábado, regresaron al Motel con cámara y trípode en mano, y Bruno se despachó con la cuchara sopera y entró con ellos a la habitación. Mientras Laura y Shawn hacían el amor, él se fue despojando de sus ropas, dejó la cámara en paz, y se acercó totalmente desnudo a la orilla de la cama cuando Shawn penetraba a su mujer... Laura le había dejado muy en claro a Bruno que ya había aceptado que los fotografiara, pero siempre le hizo saber que no iba a permitir que interactuara...

...¿Y qué pasaba en los interiores de Shawn?... En sus interiores y exteriores solo se dejaba llevar... A Shawn le erotizaba mucho todo ese libreto erótico y hasta de cinta pornográfica... Las erecciones de Shawn eran sostenidas, firmes y prolongadas, así como la excitación que le producía verse que lo vieran haciendo el amor y más aún por la pareja de su pareja de cama.

Cuando Bruno se detuvo en la orilla del colchón, alargó un brazo y tocó los glúteos de Shawn, no tenía permitido tocar a su mujer por las órdenes de la misma Laura, pero ella nunca le dijo que no tocara a Shawn, así que se conformó con la caricia atrevida de sus glúteos y hasta recorrió sus manos hacia abajo más, y se estacionaba momentáneamente en los testículos de Shawn mientras su pene subía y bajaba por la enorme excitación...
Shawn besaba a Laura cuando todo esto sucedía y Shawn empezó a sentir que esa penetración y esos toques le hacían tener un gran acercamiento al orgasmo... Y tan cerca estaba Bruno al lado de esa orilla de la cama, que sintió una extrema necesidad de que con las caricias en las mejillas de Laura, voltear su cara y girarla sutilmente hacia el falo rosado y chorreante de Bruno... Extendió su brazo izquierdo, tomó a Bruno por sus glúteos, tiró de él, y lo acercó al rostro ladeado de Laura... Laura salió de sí, entendió la excitación suprema por Shawn y aceptó la ofrenda.
Bruno se volvió loco en la consecución de su lujuriosa intención; bombeó y bombeaba acercando y alejando su cadera... Esa visión tan cercana del pene de Bruno, trastornaron a Shawn de tal manera, que tuvo el deseo irrefrenado de compartir la acción a la que llevó a Laura; le retiró un poco, y luego de haberlo elucubrado no mucho, se acercó al pene de Bruno y también se lo metió en la boca en un toma y daca para nada dantesco, más bien sadista, haciendo que Laura se retorciera de placer ante semejante transformación de las acciones y respondió con llanto ante esas evoluciones...

Porque no quedó ahí, Bruno, Laura y Shawn ya habían transitado por los confines de la lujuria y continuaron con ese trío tan erótico como les era... Laura cedió, y otra vez Laura se dio. Dejó de enfocar sus deseos en Bruno y le otorgó a Shawn su dedicación mientras que Bruno tomó la batuta y literalmente, rodeó su pene, y poniendo entre los dos a Laura sobre Bruno al pie de la cama, dejó que la penetrara por la vagina, levantó las nalgas de Laura y se colocó detrás de ella, entonces, le dio una segunda penetración, ahora simultánea...

Laura jamás había estado en una situación similar y solo se dejó llevar, llevar y llevar... Su llanto se hizo audible, a la par de que Shawn, un tanto sintiéndose culpable, un tanto con los cabales flotando por los aires y la excitación indescriptible de Bruno, que llenaron sincronizadamente los dos jardines de Laura.
Shawn limpió las lágrimas de Laura con sus labios y la colmó de besos, y cuando Bruno terminó sintiéndose el amo de la jauría licantrópica de Arga, se salió de Laura y se fue al baño para enjuagar su fechoría, fechoría compartida por la participación inequívoca de Shawn, quien terminó casi a la par, lleno de un sentimiento de dos vías... la del animal, y la del humano de quien Laura se había enamorado.

Por supuesto que fue la última vez que esa relación se dio por los celos bipolares y expresos de Bruno y más que todo, porque la inteligencia de la linda Laura, le hicieron comprender que todo había sido construído con premeditación, con alevosía... y con engaños.



© Hypersexual



Ver más obras del autor

________________________________________________

Queda expresamente prohibida la publicación y la distribución de todo o de parte del contenido de la presente obra, sin previo y expreso consentimiento del autor

________________________________________________


0 Comentarios

______________________________

______________________________



______________________________

______________________________



NOTA

En este sitio Web no se evalúa ni censura ninguna obra, respetando de este modo a sus autores.

Por esto se publican “Tal Cual”, no realizándose ningún cambio en el texto original enviado.

______________________________





______________________________

ESTIMADO LECTOR



Si algunos de los relatos son de tu agrado, no dudes en enviar un mail al autor.
Es el mejor reconocimiento y estimulo que le puedes dar.



______________________________



Historias de Seducción pretende ser un portal para todos aquellos que gusten escribir en el genero erotico y para los que gusten el leerlo.
El erotismo un poco desprestigiado y confundido con pornografía hoy en día, esta lejos de ella por requerir del juego sutil de sentimientos, imaginación y de seducción antes de llegar a un posible y no imprescindible contacto físico de sus personajes.



______________________________