RADIOS
DIGITALES

Radio Era

Radio Country

Radio Sofi

Radio Clásica

Radio Latina

Radio Tren de Medianoche

Radio de la Nueva Era

Radio Tango

***

 

Visite nuetra
PAGINA
ASOCIADA

www.erotismo.cc

***

 

Encuentro ocasional entre personas.

Ver los avisos

Publicar un aviso

 


Salir de compras con mi madre

Una ocasión mi madre tenía que ir a la capital a comprar una ropa para vender, me pidió que la acompañara y cuál fue mi sorpresa de que acabamos cogiendo salvajemente

Una ocasión mi madre tenía que ir a la capital a comprar una ropa para vender, me pidió que la acompañara y cuál fue mi sorpresa de que acabamos cogiendo salvajemente.

Mi madre frecuentemente viajaba a la capital a comprar ropa para su venta privada, siempre iba sola y sus viaje era de entrada por salida, tomaba el autobús muy temprano y regresaba en la noche. Pero un día me pidió que la acompañara porque compraría más de lo que podía cargar y me necesitaba. Así que me prepare para viajar al día siguiente muy temprano.

Salimos cerca de las 6 de la mañana y llegamos a las 9 y de ahí nos fuimos directamente a las fabricas, era un tormento para mí ya que había mucha gente por todas partes. En la última parada, mi madre salió muy disgustada porque no le habían preparado su mercancía y se la entregarían hasta el siguiente día en la mañana, no quedaba otra que quedarse a dormir en alguna parte cerca de la fabrica.

Mi madre me sugirió que nos fuéramos a comer y ya veríamos que hacer para pasar el rato, localizamos un hotel y pedí un cuarto con cama doble, sin embargo el dependiente me informo que solo había uno con cama matrimonial y que me tenía que decidir ya que no podía guardarlo. Conociendo a mi madre, que se molestaría si no conseguía cuarto, lo tome, me dieron la llave y alcance a mi madre que me esperaba en el lobby para llevarla al cuarto. Tomamos el elevador y localizamos el cuarto, al entrar nos sorprendimos de lo bonito que era ya que tenía un pequeño jacuzzi y una salita de estar, sin embargo al ver la cama era mucho más pequeña que una matrimonial, casi un poco más grande que una individual. Mi madre me reclamo del tamaño pero le dije porque lo había tomado y se calmo. Mi madre había comprado el periódico local y me dijo que para hacer tiempo me invitaba al teatro, a una obra que le habían recomendado y que nos gustaría. A mí no me gusta el teatro y mi gesto casi fue una respuesta negativa, sin embargo, mi madre se acerco a mí, que estaba sentado en la cama, y mi dijo muy coqueta, que si no podía satisfacer a una mujer por un momento y que si lo hacia ella aceptaría lo que yo le pidiera. Estuve de acuerdo y salimos a come y de ahí al teatro.

La obra de teatro se trataba de una relación entre varias parejas que habían decidido hacer un nuevo estilo de vida y en una reunión decidieron tratar de hacer sexo en presencia de todos sin intercambiar sus parejas, estaba muy interesante ya que hubo muchas escenas en donde salían desnudos los actores y se comenzaban a calentar y simular que se cogían, sin embargo, llego el momento en que una pareja empezó a acariciar a otra y terminaron cogiéndose entre sí. Yo veía a mi madre de reojo y la note muy nerviosa y su cara estaba muy colorada, tenía sus manos entre sus piernas y me daba la impresión de que se tocaba disimuladamente su coño. Yo trate de tomarle la mano para que se sintiera tranquila y ella puso mi mano entre su pierna y su mano, empecé a sentir el calor de su muslo, no me soltaba y de vez en cuando la movía de abajo hacia arriba. Fueron casi dos horas de ver cuerpos desnudos, con una que otra verga parada y muchas escenas de cogidas. Se termino la función y salimos, ella muy apenada me dijo que no tenía idea de que era la obra y que me pedía perdón por haberme llevado, yo le conteste que no se preocupara que en realidad me había gustado, que nunca había visto coger a otras personas tan de cerca y en vivo, aunque fuera simulado. Le pregunta si la había gustado y me dijo que sí, que ella tampoco había tenido nada similar. Pero cambio de tema y me preguntó que me gustaría hacer y le dije que en el intermedio la había preguntado a una persona que si había algún sitio para bailar cerca de ahí y me dio una dirección que solo teníamos que caminar cuatro calles y ahí estaba. Le pregunté si quería ir a bailar y ella me dijo que sí.

Llegamos al lugar y entramos pidiendo una mesa cerca de la pista, el mesero nos vio muy seguros y sin mas nos puso pegados a la pista, aun no había mucha gente y la músico estaba muy alegre, sin más pedimos unos tragos y mientras nos paramos a bailar. Bailamos tres piezas y d pronto se oyó que avisaban que en breve iniciaría el show, nos quedamos viéndonos y nos fuimos a nuestra mesa, no sabíamos que habrá show.

Empezó saliendo un grupo de mujeres casi desnudas bailando y tras de ellas dos hombres pintados de negro y completamente desnudos. Mi madre se volteo a verme y me pregunto qué era eso, yo no supe contestar y le dije que si quería nos podíamos salir, ella me dijo que no, que eso era lo que había pedido y nos quedaríamos.

Para no alargar el tema, el show consistía en escenas lesbo en donde dos mujeres se cogían y otras escenas en donde los dos hombres se cogían por todas partes a las otras mujeres. Un negro estaba cogiéndose por el culo a una mujer, casi niña, enfrente de nosotros, podía ver claramente el culo y la verga del negro y se oía muy bien como la mujer pedía que se lo metiera más. De repente, el negro saca la verga del culo de la mujer y se para frente a mi madre y le ofrece la verga para que la agarrara. Ella se echa un poco para atrás y me mira como diciendo que es esto, yo veo en sus ojos que no sabe qué hacer y que yo le diga, le agarro la mano y se la pongo en la verga del negro de forma que la apriete. Ella sostiene la verga en su mano y empieza a sobarla pero se voltea a verme mientras lo hace. Al mismo tiempo, se acerca la niña que se estaba cogiendo el negro y sube su pierna en la mesa y me ofrece su coño para que lo acaricie, la niña se acerca un poco y le dice a mi madre que si me daba permiso de que la agarrara y que si quería se la podía mamar, ella no supo que decir solo movió su cabeza como autorizando que hiciera lo que quisiera, ella seguía agarrada de la verga del negro. Yo solo estire mi mano y empecé a meterle los dedos en el coño una y otra vez, mi madre seguía moviendo su mano en la verga, de repente el negro se acerco más y soltó su leche pegando una parte en la cara de mi madre. La niña al ver eso, rápidamente limpio la leche de la cara de mi madre con su mano y se la chupo tragándosela. Mi madre y yo estábamos como hipnotizados, yo seguía metiendo la mano en el coño de la niña. La función se había terminado y la pareja de la niña y el negro salieron de la pista. Mi madre y yo nos vimos por un momento sin decir nada y me decidí por pedir otras copas más, mi madre solo comento que había sido muy fuerte lo que había pasado. La invite a bailar y sentí como estaba muy caliente, desde luego yo tenía la verga muy parada y al juntar nuestros cuerpos, ella se dio cuenta y me dijo que me había afectado mucho el show y yo le pregunte si no había sentido lo mismo, bajo su vista y me dijo que si y que mucho.

Habíamos tomado varias copas y decidimos irnos al hotel, pedimos un taxi y en unos momentos ya estábamos en el cuarto. Mi madre me aviso que necesitaba un baño y se metió a la regadera. Yo seguía muy caliente, se me ocurrió decirle a mi madre que si llenaba el jacuzzi para meternos y relajarnos un poco, ella contestó que como nos meteríamos si no teníamos traje, es mas ni ropa de noche habíamos llevado, yo le conteste que se metiera con su pantaleta y sostén y yo con mi trusa, que así no había problema y que eso se secaría para el otro día. Solo alcance a oír que me decía, llénala, está bien. En ese momento me di cuenta que algo muy importante iba a suceder.

Cuando mi madre se acerca al jacuzzi yo ya estaba dentro y vi como ella tenia un cuerpo pequeño pero muy bien formado, unos senos y nalgas bastante duras para su edad. La ayude a meterse y le dije que ella se recostara en mi, que pusiera su espalda sobre mi pecho y que mis piernas estaría abiertas para que se sentara en la base de la tina, y pusiera sus piernas en medio de las mías. La presión del agua que salía por los orificios era muy fuerte y nos pegaba dando un masaje bastante sabroso, mi madre estaba muy contente y disfrutando el calor del agua. Estando así, se me ocurrió que el chorro de agua podría ser un aliado para pasarla bien y le pedí a mi madre que se recostara mas y levantara y abriera sus piernas apoyándolas en el borde de la tina, ella lo hizo y cuando ya tenía las piernas afuera, metí mis piernas debajo de ella y empecé a levantarle las nalgas de forma que el chorro le pegara directamente en el coño, al principio se resistió pero yo la empujaba con mis manos en sus hombros para que siempre recibiera el chorro de agua. No paso ni dos minutos así cuando mi madre empezó a mover sus nalgas de arriba abajo hasta que empezó a temblar toda ella y a quejarse cada vez más fuerte, mi madre estaba teniendo un orgasmo. En ese momento puse mis manos en sus tetas y empecé a apretarlos y manosearlos, solté una teta y mi mano alcanzo su coño por debajo de su pantaleta y ayude a que terminara de venirse. Mi madre se arqueo levantando sus nalgas y haciendo que mi mano tocara todo su coño y mi dedo su clítoris. Al terminar de venirse, se soltó y me dijo que había sido muy fuerte su venida, que me agradecía que lo hubiera hecho. Ya estábamos a un paso del incesto.

Mi madre se levanto, se salió del jacuzzi y me pidió que me saliera, extendió su brazo y me dio su mano para ayudarme a salir, al salir mi madre vio que tenia parada la verga y me dijo que me tenía que corresponder a lo que le había hecho. Si más me llevo a la cama y me acostó, bajándome la trusa y colocando su boca en mi verga empezó a mamarla de una forma desesperada. Al minuto ya me estaba viniendo descargando toda mi leche en la boca de mi madre, ella sigue mamando y tragándose mi leche. Ya estábamos en el incesto, faltaba lo mejor.

Mi madre se acostó a mi lado y me dio las gracias otra vez, yo me puse encima de ella y empecé a besarla bajándome cada vez más hacia su coño, llegando le abrí las piernas y empecé a mamarle el agujero por donde había salido muchos años atrás. Mi verga ya estaba poniéndose dura nuevamente, sentí que ya era tiempo de meterla en su coño, me levante y suavemente empecé a metérsela a mi madre, ella sin más empujo sus nalga haciendo que toda la verga se le metiera de un golpe, ya adentro se movió tan rico que sentía como cada vez entraba más profundo, ella empezó a gritar de placer y los dos nos venimos al mismo tiempo. Nos quedamos dormidos abrazados. En algún momento de la noche o del día, me despertó el calor de su boca en mi verga, ya dura se puso sobre mi y, para mi sorpresa, dirigió mi verga a su culo, estaba metiéndosela por el ano. Ya me cogí a mi madre por todas partes sin pensarlo. A esas alturas, ya no había urgencia de ir por la ropa, nos quedamos una noche más en el hotel pero fuimos otra vez a ver el show que inicio toda esta aventura. Pero aun hay más.

Crees que es ficción? Dame tus comentarios. Saludos de mi madre y mios

Copernic

HistoriasDeSeduccion.com (Amor Filial) © Copernic (campus_free@hotmail.com)