HISTORIAS DE SEDUCCIÓN
Float, izquierda

HISTORIAS DE SEDUCCIÓN
Solo para mayores de 18 años


Float, izquierda
-
______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________

______________________________







______________________________

______________________________

______________________________

______________________________


La cupletera

Una historia segun me contaron fue real, una historia de un raro amor. Donde el destino juega su juego



He quedado solo los hijos y nietos hace tiempo han tomado su rumbo y la mujer de mi vida partió para nunca mas regresar.
Creo que es hora de dejar una confesión de como ha sido mi vida.
Desde que naci, solo mi madre, Andrea, y un par de abuelos padres de ella, eran mi familia.
Nunca tuve padre ni me preocupe demasiado por ello. Llevaba el apellido de mi madre y eso era suficiente para saber que mi padre solo había aportado un espermatozoide.
De la forma que me criaron, fue dándome todos los gustos y sin faltarme nada, solo guardo bellos recuerdos; fui un chico feliz.
Engreído y autosuficiente, en ocasiones pedante, me crei con derecho a todo. No supe hasta muy grande lo que era el amor fuera de mi familia. No por eso fui incestuoso, ni nada de eso, siquiera de pensamiento, menos de obra.
Ya joven y habiendo concluido mi educacion secundaria mi abuelo me contó la verdad de mi origen.
Ellos tenían dos hijas con un largo intervalo de 12 años ente una y la otra, mi madre era la menor, no la que me había criado, ella era mi tia.
Aclaro que yo nunca en la vida ame como tal, a otra madre mas que a la que verdaderamente era mi tia.
Parece que la hermana mas joven era de chica muy traviesa y liberal, al punto que a los 13 años queda embarazada, sin siquiera saber quien era el padre, seguramente estaba dentro de un grupo que formaron y donde en el sexo parecía que era cosa normal la prosmicuidad.
Tuvo su crio, yo, pero poco duro su conducta de madre, pues algunos miembros del grupo tenían captura por problemas políticos y todos emigraron a europa como refugiados.
Nunca mas supimos de ella.
Esa revelacion reconfirmo mi conducta hacia las mujeres, las amaba y las dejaba, nunca me enamore de ninguna, pues había en mi un resquemor tremendo.
Era un joven de 1,80, delgado atlético con buena pinta, conversador y simpatico, lo que reportaba muchas aventuras.
Ningún adonis con atributos notables, diría ni mucho ni poco, estándar, pero muy cariñoso y dispuesto a todo con una chica.
Mi practica continua me calificaba como “experimentado”; mi resistencia como “magnifico”.
Si bien mis principios fueron pagando, pues tenia plata, luego al resto las usaba y dejaba, no recuerdo que ninguna me haya dejado a mi.
De todas formas gratuita ninguna fue, las profesionales seguramente fueron las mas económicas, pues las otras las de oportunidad, que buscaban lo mismo que yo una aventura, solo consumían comidas, bailes o algún regalo, las mas caras eran las enamoradas que cuando no llegaban a pedir plata para un hipotético aborto, la pedían para otra mas hipotética crianza de un bebe de madre soltera.
Dejarlas significaba casi siempre que les desaparecían sus reglas, raro no?.
Completo mi universidad y mi situación económica prospera, era un soltero mas que apetecible.
Entre mis actividades sociales estaban al de acceder a invitaciones de mis clientes y amigos, y una de ellas me llevo a concurrir a un teatro de zarzuelas a una avant premier de una afamada compañía que nos visitaba por pocos días.
Yo no era afecto al teatro ni tampoco conocía a la estrella de la compañía, pero ella estaba asegurada en nuestra casa matriz, en España y de allí provenía la invitación.
Asisto como una obligación mas, pues el genero tampoco me atraía.
La obra bastante buena y la cantante como su coro y baile brillante.
Entre ellas había una mujer, no muy joven, diría unos treinta y algo que me dejó perplejo, su mirada, su cara, su sonrisa, su gracia, todo en ella me resultó perfecto.
Terminada la presentación se estila la rueda de prensa en el foyer del teatro, matizado con algunos bocadillos y bebidas.
Yo no soy periodista y bien me podía haber retirado, ya había cumplido, pero….
Si pero……., la oportunidad de cambiar algunas palabras con esa bella mujer me hicieron quedar a esperarla.
Al rato aparece el elenco con sus auxiliares, entre todos estaba ella, la miro fijamente y ella al pasar hace lo propio, pero sin insistencia como lo estaba haciendo yo.
Estaba mas natural, sin tanto maquillaje, lo que me impactó aun mas.
Todos formaron un corrillo con su centro en la diva, pero ella y otros actores solo conversaban entre ellos o con algún interlocutor en forma casi siempre individual.
Me le acerco, me presento, y le digo: no soy periodista, soy …… y desde hace unos minutos su admirador.
Me sonrie y me dice, sabe desde el escenario por las luces se hace dificultoso ver a los asistentes, pero aun asi, sentí su mirada insistente, Ud. era el tercero a la derecha de la segunda fila?.
Si.
Mijito que potencia visual tienes!!, me lacerabas.
Perdón, le causaba daño?. No que va, me sentía particularmente alagada, gracias.
Pasa el mozo y nos servimos un canapé cada uno y ella un vaso no una copa, le pregunto que es? Manzanilla, pruébala la trajimos nosotros, esta si que es legitima la mejor del mundo.
Tomo otro vaso y lo choco al de ella, por el encuentro entre nuestros pueblos y entre nosotros, me mira y rie, no se de qué.
Que te parece?, es un vinillo, que se las trae, bien seco, el mas seco que hay.
Mucho no me gustó, pero por gentileza le digo, muy bueno, nunca lo había tomado.
Es manzanilla, de solera sevillana.
Como Ud.; no?, me reia recien pues tu crees que lo soy, no hijito, soy paisana tuya.
Dime, te parezco una señora muy mayor?
No, por?
Pues tutéame como dicen aquí, pues me respetas como si lo fuese.
Asi siguió la conversacion, donde me entere que harian solo cinco funciones, luego a Montevideo por otro tanto y repetían luego en San Pablo y en Rio, para finalmente regresar.
Le prometi asistir al resto de las presentaciones.
Gracias, contigo nos aseguramos al menos de un asistente, te espero.
Asi terminó nuestra primera entrevista.
Al otro dia a la salida del teatro fuimos a cenar, cuando me le insinué, me cortó, me dijo yo he dejado alla mi pareja, en realidad no soy sola.
No obstante no se porqué, insisti en verla al otro dia, conversamos durante la cena del teatro, que se trata de una ilusión de una mentira, el actor trata de engañar al publico, que alegremente paga para ser engañado, y cuanto mejor lo hace, mejor actor es.
Asi los días siguientes y nacía en mi un raro sentimiento por ella, la veía en todos lados, sin realmente estar, era una vigilia el tiempo que faltaba para verla realmente, sin comprender nada, comencé a sospechar que me estaba enamorando de esta mujer imposible.
Si eso era el amor, me parecía algo lindísimo, una obnubilación de los sentidos sin haber ingerido ninguna droga ni bebido ningún brebaje.
Ya partia para Montevideo y lo único que logré de ella además en su compañía fue un beso en forma de frugal piquito. Y la promesa de que no olvidará los bellos momentos pasados juntos.
La cosa que al debut en Montevideo yo estaba allí en el teatro Solis, en primera fila.
Cuando me vió, se dibujo en su cara una gran sonrisa a pesar de que en ese momento el cuadro no lo requería.
A la salida pido visitarla en su camarin, ella accede, viene a mi y me da la mano, me dice paisano hasta aquí me has seguido, tanto te gusta mi actuación?
Si y no, como es eso?, la cosa es que parece que deseas ignorar que la que me gustas eres tu.
Hay hijito, ya te he dicho que es algo imposible, que tengo pareja y que le soy fiel.
Además un bello joven como tu que debe tener puñados de minas, como le dicen aquí, se fija en alguien que lo duplica o mas en edad.
Le contesto yo 24 y tu?, 38 para 39, no lo divulgues.
Ves que no me duplicas en edad, jaja, poco falta.
Que sorpresa vete de nuevo, me dice aplacándose y muy suavemente.
Creías haberme perdido para siempre, si.
Y?, bueno no se……. Quizás te hubiese extrañado, pero luego de un tiempo, no tan rápido.
Yo pensé mucho en ti, ….. yo en algún momento también, es que lo pase tan bien en Buenos Aires en tu compañía.
Claro habías vuelto a conversar con un paisano.
No por eso, allá también hay muchos sudacas pedantes y engrupidos, en fin argentinos, nuestros paisanos.
Y frecuentas algunos?, si a muchos, con la colonia nos juntamos varias veces al año.
Te regresas mañana hoy ya no hay barco ni aviones?
No me quedaré a verte todas las noches.
Loco…. Loco……
Por ti.
Hasta mañana guapo.
Y asi fue, poco pudimos vernos de tarde porque ella se levanta al mediodía luego la actividad es de belleza y reunión de trabajo, merienda y al teatro, que si bien la función es a las 22, tiene dos horas de afeites y preparación.
Pero cenábamos todas las noches y conversábamos mucho.
Estaba inquieta porque sus compañeras le comentaron que no estaba bien lo que hacia siempre salir con el mismo, podrían pensar mal.
No quise renunciar a su compañía, entonces nos encontrábamos en lugares que los demás nunca concurrían y la dejaba lejos de su hotel, ella seguia en un taxi.
Todo parecía que eramos dos clandestinos, y NO PASABA NADA.
Van a San Pablo y yo también, seguimos viéndonos e insistía en ser solo amigos, yo enamorado perdido y ella ya sentía un sentimiento que se iba aproximando a ello, sin confesarlo ni practicarlo.
Ya en Rio, le propongo casamiento.
Me miró abriendo grande los ojos…….. loco de mierda……….. llegas recién ahora a mi vida…….. maldición porque no antes?
La abrazo y le digo ambos llevamos tres semanas sin sexo, no sé como nos aguantamos, te adoro y tu aunque no lo digas también me quieres, porque seguir martirizándonos?, ……… por qué?.
Pues mi pareja……
Seguramente no te será tan fiel.
Si es cierto, no me lo es cuando esta a mi lado, menos ahora lejos y luego de tanto tiempo.
Me has convencido, esta noche nos vamos a tu hotel juntitos y nos besamos con la intensidad acumulada por los 23 dias que llevamos conociéndonos.
Nunca soñé, estar tanto tiempo sin sexo, y sobrevivir, un milagro, en todo ese tiempo el resto de las mujeres que eran muchas y muy lindas no existían para mí.
Esa noche accedí al cielo.
Tan arrojado y calavera, me sentía nervioso, como un niño en su primera vez, luego ella me confesó que le ocurría algo parecido, para ambos algo inaudito.
Besándonos y abrazados nos volcamos sobre la cama y luchamos a quien quitaba la ropa del otro mas rápido, estábamos desesperados.
Por fin veo sus pechos, y allí me dirigi sin siquiera ver el resto, ella acariciaba mi cabeza gozando la caricia mientras a su mano la siento sobre mi pantalon, me lo desabrocho y ella misma lo baja dejando mi pija al alcance de su mano que no tarda en tomarla con suavidad y jugar con ella.
Luego bajo con mi boca sin dejar de besar, lamer chupar, le bajo la pollera y con ella su tanga quedándome libando entre los pliegues de su lampiña concha.
Asi yo en ella y ella se gira, su boca recibe lo mio y siento ese calor húmedo, baboso que me la abraza, poco duré sin que mi fluido no le llenase su boca mientras ella sacudiéndose como enloquecida tiene un orgasmo larguísimo, algo que me dejó realmente asombrado, nunca sentí a una mujer acabar asi, tan intensamente durante tanto tiempo.
Quedamos asi amarrados por tiempo que parecía sin fin, ambos tan dichosos que no lo podríamos creer.
Es que la espera había sido tan larga que nuestros cuerpos reaccionaron a esa tremenda vigilia con las fuerzas de un gigantesco orgasmo.
Solo atiné a susurrar Chulita mia, mientras ella hacia lo propio con mi nombre.
Ella era Chula Perez y yo Jorge Perez. Dos Perez entre miles de alla y de acá.
Le escucho decir: sabes no recuerdo haberme corrido tan intensamente en toda mi vida, gracias.
Asi quedamos tiempo, tanto que con su boca estaba logrando que mi pija reaccionara y tomando cuerpo se endureciera como para poder penetrarla.
Me subo sobre ella y siento su piernas a mis laterales levantándolas, me dejo caer sobre ella y asi tan mojadita la penetro por primera vez mientras siento que me atenaza la cintura como para evitar se le salga.
Eso duró bastante solo levemente interrumpido por los fuertes corcovos de una mujer ardiente orgasmado como solo ella lo hacia, y segui asi tres veces y por fin de nuevo descargué mi leche ahora dentro su vagina, ella estaba encima mio, y su jugos se derramaban sobre mis huevos y piernas dándome todavia mas placer.
Jugamos durante toda la noche hasta que la madrugada iluminaba la bahía de Copacabana y ambos abrazados desnudos y bien mojados nos dormimos.
Asi ya amantes para todo el mundo pasaron los restantes días de la gira, y los tres días que la empresa les daba para vacacionar en uno de los lugares mas bellos del mundo.
Allí de común acuerdo llegamos a la conclusión que su carrera teatral al menos por un tiempo cesaría pues deseaba ser madre nuevamente.
Me confesó que lo pensaba desde siempre pues su corazón se lo pedia pero debía ser con alguien a quien amase perdidamente y ese alguien tardo tiempo en aparecer hasta que llegas tu.
Yo había notado en su bajo vientre una línea horizontal que coronaba su pubis, una línea como si se tratase de una antigua cicatriz, pero allí, pensé habrá sido una cesarea?, pero no me atrevía indagar sobre su pasado, todo era porvenir no importaba nada de lo pretérito solo importaba lo presente y lo futuro de nuestras vidas.
Su deseo de ser madre nuevamente lo corroboraba, pero donde estaba su prole?, había nacido sin vida?.
Nunca habló de ello.
Estaba tan enamorado que nada en el mundo que no fuese ella y nuestro amor importaba.
Lo de casarnos no le interesaba, solo quería formar una familia, si era numerosa mejor, tenia ansias de ser madre y que yo fuese su genitor.
Decidimos volver a Buenos Aires y radicarnos allí.
La cargaba una andaluza en la Argentina, eso seras mi preciosa Chulita
Me decía: justo a mi que deseaba ser como Tita Merello, una arrabalera, y terminé siendo una cupletera.
A pesar de que estaba reglando, cosa que no atenuaba nuestro idilio, decidimos extender nuestra luna de miel por casi un mes.
Paseamos y nos divertimos como chicos, no faltando alguna discusión originada por la diferencia de edades decía pronto te cansaras de mi, soy una vieja a tu lado, me dejaras, sere la mujer mas infortunada del mundo.
La calmó una ida al Cristo, del Corcovado y alli tomados de la mano le juré amor eterno, ella siempre decía que en ese lugar y en ese dia nos habíamos casado.
Volvemos y nos quedamos en mi piso de soltero, adecuarlo para un matrimonio, tarea a la que se abocó de inmediato.
Ella decía no tener familiares, en cambio yo deseaba conociese a mi familia y que ellos también la conociesen.
Los visitamos, la abuela abre la puerta y ella cae de rodillas abrazando su piernas y se larga a llorar desconsoladamente.
Yo quede impávido, paralizado.
Pensé que esta pasando?
Cuando veo a la abuela acariciar su pelo y diciendole mientras tambien lloraba, por fin hija has vuelto.
Carajo, que esta pasando, quien soy yo?
De a poco voy entendiendo, esas cicatrices se las hicieron para que yo naciese, soy su hijo, es mi madre, la amo, es mi mujer, incestuosos ambos!!!!!!
Mareado la tomo de los hombros y la alzo, entramos y nos sentamos, llega la tia otra escena de llanto y susurros inentendibles.
Solo atine a preguntar, y el abuelo?
Salió a pasear en un rato regresa.
Menuda sorpresa se ha de llevar.
Mas calmos, Andrea nos decía, no es pecado ambos ignoraban el parentesco.
Yo les explique que a Chulita la amo como mujer, no como madre, que como madre amo a Andrea.
Andrea me dice: Chulita?, ella?, si pero si es Ana.
Aclaran que es verdad se llama Ana que Chula es su apodo artístico, yo ignoraba todo y ella se culpaba por no habérmelo dicho nunca.
Fue una reunión, cargada de emociones, gratas e ingratas, sin reproches, pero si de conciencias.
Al final nada cambió. Para mi y para todos Andrea es mi madre y Ana mi mujer.
Con ella tuvimos hijos hoy tenemos nietos, y ahora solo con mis recuerdos la sigo amando, como mujer.










© Susyalfi

susyalfi@gmail.com

Ver más obras del autor

________________________________________________

Queda expresamente prohibida la publicación y la distribución de todo o de parte del contenido de la presente obra, sin previo y expreso consentimiento del autor

________________________________________________


0 Comentarios

______________________________

______________________________



______________________________

______________________________



NOTA

En este sitio Web no se evalúa ni censura ninguna obra, respetando de este modo a sus autores.

Por esto se publican “Tal Cual”, no realizándose ningún cambio en el texto original enviado.

______________________________





______________________________

ESTIMADO LECTOR



Si algunos de los relatos son de tu agrado, no dudes en enviar un mail al autor.
Es el mejor reconocimiento y estimulo que le puedes dar.



______________________________



Historias de Seducción pretende ser un portal para todos aquellos que gusten escribir en el genero erotico y para los que gusten el leerlo.
El erotismo un poco desprestigiado y confundido con pornografía hoy en día, esta lejos de ella por requerir del juego sutil de sentimientos, imaginación y de seducción antes de llegar a un posible y no imprescindible contacto físico de sus personajes.



______________________________