RADIOS
DIGITALES

Siete Lunas

Radio Country

Radio Era

Tren de Medianoche

Radio Sofi

Radio Clásica

***

Visite nuetra
PAGINA
ASOCIADA

www.erotismo.cc

***

 

Encuentro ocasional entre personas.

Ver los avisos

Publicar un aviso

 

 


INCESTI (II): Una revelación

La caliente evolución del juego provoca una revelación muy interesante

Tras hablar con el vagabundo todos teníamos claro que había que terminar aquel juego. Aquel día comimos fuera de casa y luego regresamos para continuar jugando.

Llegamos a casa y era mi turno, saqué un dos.

“Vístete con ropa interior sexy y tacones”

Me fui a mi cuarto, me puse un conjuntito muy sexy negro y unos tacones rojos y volví al salón.

Le tocaba a mi padre. Y su prueba seguro que le encantó.

“durante el próximo turno, tu polla estará en la boca de tu hija”

Mi padre se quitó los zapatos, pantalones y calzoncillos. Yo estaba en el suelo, así que el se levantó y la metió en mi boca.

Turno de mi madre y sacó un 5.

“hoy no has tomado café después de la comida, tu hijo te preparará un café y lo beberás resbalando de su polla”

Mi hermano fue a preparar un café. Mi madre evitaba mirar directamente a papá y a mi. Yo tenía la polla de papá dentro de la boca, la prueba solo pedía eso pero yo movía un poquito la lengua y notaba como su polla se ponía dura.

Al rato volvió mi hermano con el café y completamente desnudo. Mi madre su puso de rodillas enfrente de su polla, ya erecta, y este dejó caer el café resbalando por su miembro. Al final del mismo, la boca de mi madre recibía ese café.

Al terminar la prueba, mi padre sacó la polla de mi boca. Su miembro era como una piedra en aquel momento.

Ahora volvía a ser el turno de mi hermano.

“elige a una persona para que se quite la prenda que tu quieras”

_quiero que Paula se quite el sujetador –dijo sin dudar

Y yo también me lo quité sin dudarlo. Me tocaba a mi. Otro 5, iba de primera en el juego.

“los dos hombres te chuparan una teta cada uno durante 30 segundos”

Al principio mi padre y mi hermano dudaron pero un pocos segundos mi padre agarró mi teta derecha y empezó a chuparla, eso ya animó a mi hermano a hacer lo mismo con mi otra teta.

Ambos me comían el pezón con suavidad ¡que gusto! Que pena que pasaran rápido los 30 segundos.

Turno de mi padre y le tocó un 1.

“Elige una de las chicas y meteros en el cuarto de las escobas para hacer lo que queráis durante cinco minutos”

Mi padre se quedó pensando, me miraba mucho, era evidente que quería elegirme a mi pero acabó eligiendo a mamá, supongo que por miedo. Ambos se metieron en aquel cuarto sucio y oscuro. No sé que pasó allí dentro. Solo sé que cuando salieron mi madre se pasó la mano por la boca como limpiándose algo.

Volvía a ser el turno de mi madre y le tocó un 3.

“puedes repetir la prueba que quieras”

Mi madre ni se lo pensó. Dijo que quería repetir la prueba anterior. Así que ella y mi padre volvieron al cuarto de las escobas.

En unos segundos, empezaron a salir pequeños gemidos. Evidentemente estaban follando. Durante 10 minutos estuvieron allí dentro.

Cuando salieron del cuarto, el tablero dejó su último mensaje del día.

“Por hoy es suficiente, hasta mañana”

Desde que ha empezado el juego, casi no nos hablábamos entre nosotros y esa noche no fue diferente. Tras la cena, todo el mundo se fue para la cama sin decir nada.

A las 6 de la mañana empezamos a escuchar esos gemidos que nos obligaban a continuar con el juego. Bajamos todos al salón y mi hermano tiró el dado tocándole un 4.

“De todos los jugadores tu eres el que mas excitado estás, así que hoy tienes premio, podrás quitarte ese calentón. Dirígete a esta dirección ----- .Allí hay prostitutas, dirígete allí y acuéstate con la que quieras”

Todos nos vestimos rápido y nos montamos en el coche para dirigirnos a esa dirección. Llegamos a aquella zona, tan solo había dos prostitutas, una jovencita morena y otra rubia mas mayor.

Mi hermano se bajó del coche, durante unos minutos estuvo hablando con la mujer rubia y se fueron juntos. Nosotros esperábamos en el coche a que volviese.

A la media hora mi hermano volvió y se montó en el coche. Como siempre, nadie dijo nada, solo mi padre rompió el silencio para preguntar si queríamos ir a desayunar.

Y eso hicimos, nos paramos en una cafetería para desayunar. Durante el desayuno todos seguíamos callados, estaban siendo unos días demasiado tensos.

Yo me levanté de la mesa para ir al baño pero en el baño me encontraría una sorpresa. Allí, en el centro, estaba el tablero. Era mi turno, así que tiré el dado y me tocó un 4.

“Dirígete al hospital de enfrente, vístete de enfermera y una vez allí ya sabrás lo que tienes que hacer”

Salí del baño, le expliqué a mi familia lo que había pasado y les dije que me esperaran en la cafetería.

Entré en el hospital por la puerta de personal, busqué el vestuario y una vez allí me puse un traje de enfermera que había colgado en una percha. Era un pijama blanco de dos piezas.

Empecé a bagar por el hospital buscando que era lo que tenía que hacer hasta que por fin…

_tu madre se acaba de despertar pero no recuerda nada tras el golpe, tranquilo en unos días recuperará la memoria –le decía un doctor a un chico de 20 años

_gracias doctor, ¿puedo verla? –preguntaba el chico

_si, por supuesto, está en la habitación 220

_¿donde está esa habitación? –preguntó el chico

_tranquilo, le diré a una enfermera que te acompañe

El doctor me miró a mi y me dijo que acompañase al chico a la habitación. Yo tampoco sabía donde estaba la habitación pero al final conseguimos llegar.

_es esta –le dije

_está dormida, no voy a molestarla, además ha perdido la memoria, no me reconocerá

_y tu padre… ¿Dónde está?

_de viaje, viene en avión hacia aquí

_debe ser muy afortunado, tu madre es preciosa

_si, lo es, que pena que yo no haya heredado su belleza –dijo en tono de broma

Pero era cierto, el chico no era muy agraciado, tenía el pelo negro, largo y rizado y una barba muy descuidada, además estaba muy gordo. Tenía pinta de ser un típico chico que se pasa la vida delante de un ordenador.

_tu no eres feo –le respondí

_gracias, pero lo soy

_pues yo creo que no. Tengo que dejarte, tengo cosas que hacer –le dije

_espera, ya que no te parezco feo, podíamos quedar un día para tomar un café

No me lo podía creer, ese feo quería ligar conmigo.

_lo siento guapo, pero yo tengo pareja –dije mintiendo descaradamente

_si claro –dijo sin creérmelo

_no me hagas sentir mal, por favor, tengo novio y lo quiero mucho

_vale, pues nada, gracias

_pareces buen chico, podrás estar con la chica que quieras pero yo tengo pareja, lo siento

_vale, adiós –me dijo un poco triste

Yo me sentía mal así que…

_mira, toma mi número, y si algún día lo dejo con mi novio, pues ya veremos lo que pasa –le dije mientras le daba mi número de teléfono apuntado en un papel

_jaja que bien, mi padre siempre decía que nunca encontraría una mujer tan guapa como la suya

_no te adelantes, solo te he dado mi número

_lo siento, jaja

_¿Y tu padre dice que? –le pregunté

_me lo dice de broma, como no hago deporte y estoy gordo siempre me dice que no podré aspirar a una mujer como mamá

En ese momento entendí que era lo que quería el tablero que hiciese.

_pues yo creo que tu puedes ahora mismo conseguir una mujer tan guapa como tu madre

_¿ahora mismo?

_si, si me haces caso

_claro dime

_despierta a tu madre y aprovecha que no recuerda nada y dile que eres su amante o algo así

_¿con mi madre?

_si

_no, no, es mi madre –dijo asustado

_y es una mujer –le dije yo acercándome a el

El se quedó callado mirando a su madre. Yo me acercaba mas a el para ponerlo un poco nervioso.

_me ponen a cien los chicos que hacen locuras –le dije al oído

_¿a ci-ci-cien? –respondió tartamudeando

_a mil –dije mientras mi mano se posaba en su paquete

El chico se acercó a su madre, la agarró por los hombros y la movió un poco hasta que se despertó.

_¿quien eres? –preguntó la madre al despertar

_soy yo mi amor, has perdido la memoria

Yo me aparté hasta la puerta, donde yo pudiera verlos a ellos pero ellos no a mi.

_no se quien eres

_soy tu novio

_¿mi novio? Eres muy joven

_has dejado a tu marido por mi, ¿no recuerdas? –le decía el niño

_no, lo siento, ¿Cuándo voy a recuperar la memoria?

_en unas semanas, tienes que hacer cosas que te devuelvan los recuerdos. ¿sabes? He estado muy preocupado, pensaba que nunca mas sentiría tus labios rodeando mi polla

¡Joder para el niño! Y parecía tonto. El chico se sacó la polla y la puso delante de la boca de su madre.

_¿aquí? –respondió ella

_tranquila, nadie nos molestará

Ella agarró su polla y se la metió en la boca. ¡el mundo está lleno de putas fáciles!

_ohh diosss, que labios ufffff

_glupsss, glupppsss, que raro sabe esto –dijo la madre sacándose la polla de la boca

_a ti te gusta así, sucia, muy sucia –dijo el forzándola un poco a seguir chupando

_gluppss!! Glupppss!!

La pena es que la diversión pronto se terminaría.

_me corro ufffff ahhhhh siiii

_gluppspss ¿YA? gluppsss

_sii, trágatelo todo ohhhhggg ummmmmm

Yo miraba desde la puerta ¿no ha tardado ni un minuto? Jajaja. Pero de repente, a unos metros de mi, una enfermera le señalaba la habitación a un señor adulto. Seguro que era el marido de la mujer. Así que antes de que llegase salí de allí a toda prisa.

Volví a la cafetería y allí mi familia me esperaba.

_¿que ha pasado? –me preguntó mi madre al llegar

_que indiscreta eres mami, tu ayer no nos contaste que pasó en el cuarto de las escobas –le respondí

_pues follamos tu padre y yo

Todos reímos tras el comentario. Parecía que poco a poca estábamos normalizando la situación que estábamos viviendo.

_pues yo he tenido que conseguir que una madre se la chupe a su hijo

En ese momento todos quedaron callados otra vez, quizás mi comentario había sido demasiado fuerte.

Otra vez mi padre rompía los silencios y dijo que nos quedásemos a comer allí. Nos prepararon una mesa y pedimos de comer.

La comida volvía a ser tensa, parece que mi incestuoso comentario no había sido correcto. Antes de volver a casa mi padre fue al baño y a su regreso venía con nuevas noticias.

_El tablero estaba en el baño y me dijo que mi hija tenía que chupármela aquí

No había mucha gente, papá pidió otra ronda de cafés y cuando el camarero se dio la vuelta, yo me metí bajo la mesa.

Nadie podía verme porque estaba cubierta por un mantel muy largo. Cuando bajé, ya mi padre tenía la polla fuera del pantalón. Yo me la metí en la boca y la chupé lo mas rápido que sabía para que nadie nos cazase.

_gluppss ¡! Gluppsss!! Ajjjrrr –chupaba yo muy rápido

_ohhh siii vamos niña –gemía mi padre levemente para no montar una escena

Durante cinco minutos chupé aquel enorme miembro de papá hasta que por fin sentí su semen recorrer su polla hacia mi boca. Me moría de ganas de tragármelo entero. Pero el cabrito de mi padre separó su polla de mi boca y se corrió en mi cara y en mi pelo.

Cuando salí de debajo de la mesa, todos se rieron bastante y el camarero me miraba con cara rara.

Volvimos a casa, en casa tenemos dos baños, yo fui a ducharme a uno y a otro mi padre y cuando salimos de la ducha fueron a ducharse mi madre y mi hermano.

Cuando estuve lista bajé al salón, mi madre y mi hermano estaban en la ducha, pero mi padre estaba en el salón con el dado en la mano.

_¿que haces? no es tu turno –pregunté yo al entrar

“cuéntale la verdad” –puso el tablero

_hija, perdona, si es mi turno, mentí, en el baño no había nada, no fue el tablero quien te mandó que me la chupases. Si se entera tu madre me mata, por eso venía a tirar el dado y pasar mi turno. Por favor, no digas nada

_tranquilo papá, tira rápido el dado antes de que acaben de ducharse

Mi padre tiró el dado y le tocó un 1.

“aprecio tu iniciativa, así que no tendrás que cumplir ninguna prueba y te haré un regalo. ¿recuerdas la chica morena que había al lado de la prostituta que se folló tu hijo?”

_si –respondió mi padre

“pues esa es tu hija bastarda”

CONTINUARÁ…

Si desean hacerme algún comentario en privado, pueden enviarme un correo electrónico a esta dirección paulalaloba@live.com

Y busquen mi página de Facebook “los relatos de Paula"

 

Paulalaloba

 

HistoriasDeSeduccion.com (Amor Filial) © Paulalaloba (paulalaloba@live.com)