RADIOS
DIGITALES

Radio Era

Radio Country

Radio Sofi

Radio Latina

Radio Tren de Medianoche

Radio Clásica

***

 

Visite nuetra
PAGINA
ASOCIADA

www.erotismo.cc

***

 

Encuentro ocasional entre personas.

Ver los avisos

Publicar un aviso

 


El diario de un padre enamorado (2)

Segunda y ultima parte del diario de un padre que hará todo lo posible por estar con su más grande amor, su hija.

Segunda y última parte del diario:

Onceaba hoja.

Aquí estoy nuevamente escribiendo mis sentimientos en este pedazo de hojas en blanco.

Ayer mientras conversaba con mi hija y le daba las razones de mi muerte, lagrimas de tristeza y dolor derramaba mi pequeña mientras mi mente inventaba una enfermedad que ni si quiera tengo. Lo peor no fue eso, lo peor sucedió cuando le dije de mi último deseo. Cuando le confesé mi amor por ella. Cuando le dije cuanto la deseaba como mujer y que no quería dejar esta vida sin haber estado con ella en la intimidad. Ella no dijo nada solo lloró y escucho en silencio hasta que decidí dejar la habitación.

Hoy por la mañana note mi esposa salió dejando el desayuno para toda la familia en la cocina listo para calentarse y mi hijo después de desayunar se fue a jugar fútbol con unos vecinos.

Llegando a la cocina note que el desayuno de mi hija estaba intacto por lo que supe que a estas horas mi hija estaba de nuevo encerrada en su habitación y ni si quiera había salido a probar bocado.

Tuve una corazonada de que estaba en el Internet y no me equivoque. Entré como "mimosa" y mi hija de inmediato me saludo.

Marifer dice: Hola, a ti te estaba buscando…

Mimosa dice: Que sucede, escribes como si estuvieras desesperada…

Marifer dice: Es que en verdad que lo estoy. Tienes que ayudarme eres la única persona en la que puedo confiar.

Mimosa dice: Tranquila, tan grave es? por su puesto que te voy a ayudar.

Marifer dice: Mi padre se esta muriendo…

Mimosa dice: Como?

Marifer dice: Si, tiene una enfermedad incurable. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que ayer me confesó que esta enamorado de mí y que quiere estar conmigo antes de morir.

Me quede sin escribir unos segundos, sabía que de lo que le dijera "mimosa" a mi hija en seguida dependía mucho el que estuviera o no conmigo en un futuro como mi amante.

Marifer dice: Estas ahí?

Mimosa dice: Si, perdona es que me tomo por sorpresa lo que me estas diciendo.

Marifer dice: Imagínate a mí… por dios que voy a hacer!!

Mimosa dice: No has hablado con tu madre de esto?

Marifer dice: No. Papá me dijo que ella no sabe de su enfermedad. Además decirle todo esto a ella, seguramente le rompería el corazón.

Mimosa dice: Si, lo mejor es que no le digas nada a ella.

Marifer dice: Aconséjame amiga. No se que hacer…

Mimosa dice: Bueno Marifer, si yo estuviera en tu lugar solo haría una cosa. Cumplir el último deseo de mi padre.

Marifer dice: Pero no puedo hacer eso, no es cualquier cosa lo que me pide. Recuerda que es mi padre eso estaría mal…

Mimosa dice: Si pero es su último deseo, ponte en sus zapatos. Tu padre esta muriendo, lo único que desea es estar contigo por una sola vez…

Marifer dice: No lo se… es tan difícil. Yo se que es su última voluntad pero ten en cuenta que de hacerlo será algo que quedará grabado por siempre en mi vida…

Mimosa dice: No es tan malo como parece amiga, además puede que hasta te guste.

Marifer dice: No digas eso, por su puesto que no puede gustarme, es algo que esta mal…

Mimosa dice: Tu padre es un hombre maduro. Recuerdas lo que te dije de los maduros? Que mejor que tener tu primera vez con un maduro que te sepa tratar como mereces y que mejor aún si lo haces con la persona que más te ama en el mundo. Nunca podrás comparar el amor de un padre con el de un novio que seguramente terminarás botando con el tiempo.

Mimosa dice: Mira Marifer, yo solo te recomiendo que pienses bien las cosas y como te digo piensa en cumplir el último deseo de tu padre. Si el te lo pidió es porque en verdad estoy segura que te ama con todas sus fuerzas aún por encima de tu madre…

 

Doceava hoja.

Han pasado ya 5 días de que le confesé mi amor a mi hija. Desde entonces lo más rescatable ha sido la platica que tuvo mimosa con ella un día después y la mirada tan dulce que me regalo el otro día mientras comíamos. Era una mirada como si me tuviera lastima pero a la vez mucho afecto, en verdad me cautivo.

Treceava hoja.

Hoy tuve mi primera conversación con mi hija desde que le confesé mi amor. Aunque fue una conversación muy rápida estuvo llena de sentimiento, aquí te escribo un breve resumen de lo acontecido.

-Papá tenemos que hablar.

-Que sucede hija.

-Sobre lo que me pediste la otra noche, yo… no puedo papá. En verdad lo siento.

Mi hija se echó a llorar y la abrace pegándola a mi cuerpo. Hacía dos días que había salido de vacaciones del colegio por lo que todas las mañanas y tardes estaba en casa sin otra cosa en que pensar que no fuera mi petición.

-No llores hija, yo entiendo.

-no papá en verdad lo siento, siento no poder cumplir tu último deseo pero no puedo hacer eso. Siento que esta mal. Siento que le fallo a mamá y a los principios que han creado en mí.

-Lo entiendo hija… en verdad que no tienes porque preocuparte…

Catorceava hoja.

Como he escrito en las hojas anteriores estoy lleno de tristeza y desesperación. Tal vez no supe como llevar las cosas, tal vez me precipite en decirle a mi hija lo que siento. Malditos impulsos míos que me han llevado a perder la oportunidad de estar con la mujer que más he deseado en la vida.

Quinceava hoja.

Por más que intentó no logró sacarla de mi mente. Anoche estuve con una prostituta muy joven de edad, imagine que si la follaba pensando que era mi hija acabaría todo este tormento. Incluso por un dinero extra logré que me dejara llamarla por el nombre de Marifer. No se si haya sospechado algo la prostituta. En fin tal vez pensó que yo era un depravado que le traía ganas a una jovencita y no paso de ahí. Cuando logre mi orgasmo pensé que todo acabaría, que no pensaría más en estar con mi hija pero al llegar a caso y oír el eco de su voz todo volvió a la normalidad.

Dieciseisava hoja.

Hoy sucedió algo genial. Mientras veía la televisión mi hija vino y se acurruco a un lado mío. Se ha vuelto más cariñosa conmigo, a todas horas me abraza y me da besos en las mejillas supongo lo hace por saber que su padre esta apunto de morir, tal vez quiere hacerme feliz mis últimos días y que pasemos el mayor tiempo juntos.

Hoy mientras estábamos abrazados viendo televisión no pude evitar tener una erección, el contacto del cuerpo de mi hija tan cerca hizo posible este levantamiento de mi pene.

Por su puedo que mi hija se percató de ello. Lo único que hizo fue separarse un poco y pedirme una última vez perdón. Tal vez por no poder estar conmigo como yo quería. Aún así lance un nuevo tiro.

-Hija, yo se que tu no ves correcto el que yo quiera estar contigo. También se que nada de lo que diga hará cambiar tu opinión. Sin embargo estoy muriendo y no me gustaría irme sin haber si quiera besado tu boca…

-Papá pero yo…

-Hija por favor. Es solo un beso… solo un beso te pido.

-Papi no me pongas en esta situación por favor…

-Solo un beso hija es todo lo que te pido…

 

 

Después de mirarnos fijamente los dos a los ojos por unos segundos mi hija me dijo:

-Esta bien papi...

Fue justo entonces cuando la tome en mis brazos y le di un beso en la boca, nuestras lenguas se tocaron por vez primera, ella no opuso resistencia a que mis manos sujetaran su cintura mientras nuestras lenguas se juntaban, al contrario con su lengüita buscó mi lengua también, fue algo increíble, jamás había besado a alguien sintiendo esto. Lo que al principio se había acordado ser un beso pasó a ser una serie de besos sin fin. Permanecimos besándonos como por 15 minutos hasta que la voz de mi mujer nos recordó que no estábamos solos y tuvimos que separarnos.

Diecisieteava hoja.

Si no es porque mi mujer ayer nos interrumpió no se que habría pasado. Aún siento el calor de su cuerpo y el sabor de sus labios. Mi hija me tiene loco. Hoy estuve ausente todo el día, tengo muchas cosas que pensar y supongo mi hija también así que decidí darnos un tiempo. Desde el trabajo ingresé al correo electrónico de "mimosa" y me encontré con que mi hija le había enviado un mail. Lleno de ansia e impaciente lo abrí y lo leí:

Amiga, entre deseando encontrarte para conversar contigo. No sabes la falta que me hace hablar con alguien en estos momentos.

Sabes, ayer besé a mi padre. Mi padre mientras veíamos televisión me pidió un beso, tu sabes perfectamente lo que yo pienso acerca de la relación entre un padre y una hija que va más haya de eso, pero al ver sus ojos llenos de tanta ternura y saber que pronto no estará mas conmigo me fue imposible negarle el beso.

Fue un beso tierno, aunque ha sido el único en mi vida dudo mucho que haya uno que pueda superarlo. Jamás imagine sentir todas estas emociones que estoy sintiendo, mi padre es un gran besador. Supongo se debe a la experiencia de los hombres maduros, esa experiencia de la que tu me has hablado con anterioridad. En fin, aun estoy llena de sentimientos encontrados. Yo se que fue solo un beso pero me siento mal incluso con mi madre. Sentí horrible cuando ayer nos tuvimos que despegar al oír la voz de mamá acercándose pero más horrible siento ahora pues no sabes cuantas ganas tengo que el beso se vuelva a repetir…

Dieciochoava hoja.

Con el mail que mi hija envió a mimosa me di cuenta que podía llegar a más y así fue. Hoy mientras mi esposa lavaba los platos de la cena y mi hijo oía música encerrado en su cuarto fui a visitar a mi pequeña. Entré en su habitación y me encontré con que mi hija recién salía de bañar por lo que estaba con su bata de baño aún. Ella al verme sonrió y sus ojitos se iluminaron. Por lo visto había estado deseando que su padre la visitara de nuevo.

-hija, tengo algo que decirte.

Sus ojitos me vieron como intentando adivinar lo que tenía que decirle. Como si muriera de ansias por oír lo que tenía que decir su padre.

-Hija acerca del beso de ayer pues… no había tenido tiempo de agradecértelo. No sabes lo mucho que apreció el que me hayas dejado besar tus labios. Fue el mejor beso de mi vida, en vedad que tus labios son todo un encanto hija.

-papi… no se que decir.

-Di lo que sientas hija no tengas miedo.

Mi hija se acomodó el pelo que aún lucía mojado por el baño con su mano izquierda y me dijo:

-Bueno pues yo… papi ayer fue mi primer beso… tu sabes que yo nunca he tenido novio y pues… a mi también me gusto mucho el beso papá. Me quedo más tranquila sabiendo que pude cumplir un deseo tuyo que aunque pienso que no esta bien pues no se compara al hecho de estar contigo en la cama… Créeme que si no fueran estas las circunstancia aceptaría ser tuya papi pero pues tu eres mi padre y eso no esta bien…

Acercándome un poco a mi hija la tome de la cintura con las dos manos como la vez en que nos besamos causando cierto nerviosismo en ella y le dije.

-Hija. Dime una cosa sinceramente. Tu crees que algo tan bello como el amor que siento y algo tan lindo como el beso que nos dimos sea malo? Crees posible que algo tan bello como esto sea malo?

Acercándome más a ella le di otro beso en los labios. El beso esta vez fue lleno de pasión y deseo. Mis pies temblaban más y más conforme el beso se hacía más intenso y mis manos comenzaban a recorrer su cuerpo ya desnudo que había dejado su bata al caer al suelo.

Mis manos comenzaron a amasar ese enorme par de tetas bien formadas, al fin las tenía entre mis manos. Al fin mis manos sentían la suave piel de mi hija, la piel que tanto había deseado al fin estaba siendo recorrida con mis manos.

No se cuanto tiempo habremos estado así, lo único que se es que al terminar el beso siguió otro y otro. Nos besábamos, y entre más nos besábamos más queríamos. Sujetando con una mano su teta derecha que mostraba un pezóncito erguido y sonrosado le dije:

-Hija… puedo?

Mi hija después de meditarlo me dijo:

-Solo el pezón papi… solamente el pezón.

Es lo más rico de tus senos amor.-pensé mientras mi boca se abrió devorando su pezoncito y mi hija se estremeció dejando escapar un pequeño gemido de su linda boca.

-Ohhh hmmm

Al parecer había encontrado el punto débil de mi hija. Sus enormes y bien formadas tetas.

Estuve prendido a su pezón por largo tiempo como si de un recién nacido se tratara. Cuando me despegué lo único que hice fue pasar al pezón izquierdo y comenzar a chupar.

-Hmmm.- sabían deliciosas las tetas de mi pequeña, tan ricas y suaves. Justo como las había imaginado.

-Amor estas ahí?

La voz de mi mujer que llamaba a la puerta una vez más hizo que no perdiéramos la cabeza. Cuando salí tuve que inventarle el cuento de mi vida a mi mujer para explicar el porque estaba en el cuarto de mi hija. Al parecer todo se lo creyó y no paso a más.

Diecinueva hoja.

A partir del día en que perdimos el control sobre nuestros cuerpos y nos dejamos llevar por el deseo. Mi hija y yo no hemos hecho otra cosa más que besarnos a escondidas. Nos hemos besado por toda la casa, mientras mi esposa lava los platas, mientras vemos televisión, mientras nadie esta en casa, en fin buscamos cualquier oportunidad o excusa para salir a la calle y besarnos sin que nadie nos vea. Pero no es así como esto debe terminar, necesito hacer mía a mi hija. Es por eso que fingí la enfermedad. Farsa que puede ser descubierta en cualquier momento por mi hija si no me doy prisa. Es por eso que le he dicho a mi hija que me queda 1 mes de vida aproximadamente. Esto con la intención de hacerla mía lo más pronto posible.

Mi hija y yo de vez en cuando salimos a comer nos miramos mientras los demás comen y nos hablamos a escondidas sin duda como dos amantes, el otro día la lleve al cine, y ahí nos volvimos a besar apasionadamente, a decir verdad no fue solo eso, esa vez le metí un tremendo faje que media sala vio. Le toque sus senos, su cintura, su conchita aprovechando que ese día llevaba falda. En fin a mi hija y mí ya poco nos faltaba para dar el siguiente paso.

-Papi quiero ser tuya…

Oír decir esas palabras de su linda boca me sorprendió mucho. El día más feliz de mi vida había llegado.

-Estas segura de eso amor?

-Si papi estoy más que segura. Quiero hacerte feliz antes de tu ya sabes… y que mejor que sea contigo mi primera experiencia.

Pero para dar el siguiente paso todo tenía que estar perfectamente planeado. Fue por eso que reserve la mejor habitación del hotel de la ciudad para el 14 de Febrero (día en que pensaba hacer mujer a mi pequeña hija).

-Ya esta todo listo hija. Estas segura de quererlo hacer?

-Si papi pero antes me gustaría una cosa…

El 14 de febrero llegó y después de un día entero a lado de mi hija (a su madre le conseguí de regalo de 14 de febrero un lugar en un club prestigioso para que se pasará el día entero con sus amigas) me llevo hasta una iglesia en donde después de dar nuestros votos y hacer como si nos uniéramos en matrimonio la lleve a tan mencionado hotel.

Llegamos a la habitación y después de brindar un poco por nuestro amor pasamos a lo siguiente.

Cabe señalar que esa noche mi hija lucía hermosa. Estaba envuelta en un hermoso vestido blanco, que hacía resaltar su hermosa cintura, así como también su enorme y bien formado busto, sus piernas ni que decir, hacían esa princesita luciera ya como una reina.

-Papi, tengo mucho miedo, nunca he estado con un hombre.

Me decía al tiempo que mis manos la comenzaban a desnudar.

-No te voy a hacer daño amor, no hay nada que temer hija.

El vestido y sus prendas fueron cayendo una por una hasta que quedo completamente desnuda ante mí.

-Wow.

Fue lo único que pude decir al ver su cuerpo desnudo. Lucía como una diosa.

Apenada se cubrió con un brazo sus senos y con la otra su conchita.

-Luces divina hija. Dame tus manos amor.

Me las dio y pude ver sus senos y su cuevita virgen llena de pelitos.

-Ahora es mi turno mi cielo.

Comencé a despojarme de mi ropa a gran velocidad quedando completamente desnudo ante mi hija.

-Cielo santo!

-Que sucede hija…

-papi, tu pene es enorme.

Llenó de orgullo y envalentonado dispuesto a hacer mujer a Marifer le dije:

-Ven hija, te voy a enseñar a comerlo. Híncate pequeña…

Mi hija se hincó ante mí y estuve apunto de venirme. Era increíble, mi hija estaba apunto de comerme la verga. Justo como lo había soñado. Pensé en pellizcarme para ver si era un sueño pero no, el sueño estaba hecho realidad. Al fin tenía a mi hija donde quería.

-Abre la boca y métetelo con mucho cuidado hija.

-No se hacerlo papi, como le hago?,

-Recuerdas cuando saboreas una deliciosa paleta de fresa de las que te gustan?

-Si papi

-Hazlo así Marifer, hazlo como si fuera una paleta de fresa hijita.

Fue en ese justo momento cuando sentí tener el mundo a mis pies. Mi hija empezó a chupar la cabeza de mi pene haciendo que todo mi cuerpo se estremeciera y temblara de la emoción.

ooooohhhh

Sentía como su lengua lo recorría de abajo hacia arriba para después meterlo un poco en su boca y succionarlo al principio con delicadez y después con fuerza. Me la estaba cogiendo por la boca, era tan excitante que pensé que me iba a venir.

-Aaagghhhh

Mi hija asustada se separó de mi pene y me dijo:

-Que sucede papi te dolió?,

-no mi amor para nada, todo lo contrario lo hiciste maravilloso ven chiquita vamos a la cama.

Después de recostarla en la cama pase a meterme entre sus piernas y en ese momento le metí mi lengua en su conchita lo más que pude haciéndola vibrar de placer por toda la cama, empecé a lamer todo lo largo de su conchita mientras ella me aprisionaba con sus dos manos mi cabeza sobre su cuevita, como no queriendo que parara.

-AAHHH papiiiiiiii, papitooo que ricooooooo.

Minutos después recibí su primer orgasmo en mi boca y saboree sus jugos con mi lengua.

Era delicioso el sabor de la conchita virgen de mi hija. Me acomodé entre las piernas de mi hija y después de indicarle que las abriera puse la cabeza de mi pene en la entrada de su cuevita, al fin iba a hacer mi sueño realidad.

Empuje un poco y mi pene se resbaló sin logar ingresar en su interior. Estaba muy apretada así que después de acomodarlo una vez más y meter con fuerza, su vagina cedió y la cabeza de mi pene ingresó.

-AAAAggggghhhhhh!!!! Arggggghhhhhhhhh, papiiiiiiiii

-ooohhhhh!! Hija!

Entre más metía mi pene más sentía como su conchita hervía por dentro.

-papáaaacitooo por favor nooo!! Papiiiiiiiii, me dueleeeeeeeeeeee, ya nooooooooo.

Yo ya no oía sus ruegos, el solo oirlos lo único que hacían era excitarme.

En ese momento pensé que haría mi esposa si entrara en la habitación de aquel lujoso hotel y encontrara a nuestra hija con las piernas bien abiertas, ensartada por la mitad del pene de su padre. Que haría mi esposa si viera como su hija estaba siendo desvirgada por su propio padre?

No pude mas y le metí el resto de un solo tirón rompiéndole el himen y llevándome su infancia con el.

- Nooooooooo!!!! AAAAAAAAArrrgggghhhhhhhhhhhhhh!, papiiiiiiiiiiiii, papitooo lindooo!! Noooooo, noooooo, me duele muchísimo, sácalo por favor, me estas partiendo en dos, me estas rompiendo papi paraaa!!. Tu pene me quema!

El momento había llegado, empecé el clásico el mete y saca, primero la sacaba toda y la volvía a meter hasta adentro, hasta que la cabeza de mi pene ya no podía avanzar y mi hija se quejaba del dolor.

Marifer gemía y gemía ahora de placer, el dolor había desaparecido.

-Aaahhh hmmmm Papitoo, arggggggghhhhh, que ricooo! no puedo mas, me voy a desmayar, papi es delicioso!.

Esa noche la folle deliciosamente en más de 4 ocasiones. No recuerdo nunca haber follado tanto en una sola noche. Termine muerto del cansancio pero mi hija bien lo valía.

Veinteava hoja.

Hola mi viejo amigo, cuanto tiempo sin escribir en ti. Ha pasado ya un año y medio desde que empecé a follar con mi hija. Hasta hace una semana, todos los días y todas las noches habíamos follado. Algunas veces por cuestiones de que su hermano o su madre no se despegan de nosotros no habíamos podido, pero en cuanto teníamos la oportunidad follabamos hasta dos o tres veces al día. Pero hace una semana mi hija me volvió a hablar de mi "enfermedad". Una cosa llevo a otra y ahora se ha enterado de que todo fue una farsa. Ahora ya no quiere follar conmigo, ni si quiera me dirige la palabra. Cuanto la extraño dios mío…

Esta fue lo último que escribió mi esposo. Una semana después lo encontramos muerto. Se había dado un tiro en la cabeza. La razón de su suicidio fue desconocida hasta ahora…

fin

 

Jose

HistoriasDeSeduccion.com (Amor Filial) © Jose (jalardonado@hotmail.com)