RADIOS
DIGITALES

Siete Lunas

Radio Country

Radio Era

Tren de Medianoche

Radio Sofi

Radio Clásica

***

Visite nuetra
PAGINA
ASOCIADA

www.erotismo.cc

***

 

Encuentro ocasional entre personas.

Ver los avisos

Publicar un aviso

 

 


El jefe de mi padre

La historia de como el jefe de mi padre cambia mi vida en poco mas de un día.

Hola, mi nombre es Paula. Soy una chica de 18 años que vive con su padre en una ciudad. Mido 1,65, soy morena, tengo el pelo negro, largo y liso, ojos grandes de un color marrón oscuro, dentadura perfecta y los rasgos de mi cara son redondeados, lo que hace que parezca una niña buena. Me gusta estar en forma y cuidarme en todos los sentidos por lo que cuido mi alimentación y voy al gimnasio. Mi cuerpo empieza por unas piernas largas y estilizadas que acaban en un culo perfectamente moldeado y acorde con mi tamaño, después le sigue mi vientre totalmente liso aunque sin los abdominales marcados y adornado con un piercing en mi ombliguito, para terminar llegamos a mis pechos, los tengo muy firmes y levantados, incluso algunas personas me han llegado a preguntar si son operados, utilizo una 90 aunque da la sensación de que son mas grandes debido a que no soy muy corpulenta. En resumen, me considero una chica guapa y sexy, quizás esté mal que yo lo diga pero siempre he levantado pasiones.

Todo empezó a principios de Agosto, iba a cumplir tres años con mi novio, ya habíamos reservado en un restaurante para comer pero a falta de una semana yo todavía no había encontrado el regalo perfecto.

Era un viernes, mi padre normalmente solo trabaja por las mañanas. Había quedado con el cuando terminase su jornada laboral para que me llevase a buscar un regalo a un centro comercial.

Mi padre es abogado y fui a recogerlo al bufete de abogados para el que trabaja. Al llegar allí me senté en el recibidor a esperar que saliese mi padre. Llevaba cinco minutos esperando hasta que apareció por allí el jefe de mi padre, Rubén. Rubén me conoce desde hace 10 años, que es el tiempo que lleva mi padre trabajando para el. Rubén tiene 38 años, mide alrededor de 1,80, le sobran unos quilitos aunque no parece que sean de grasa, tiene la cara muy gruesa con los rasgos muy marcados entre los que destaca una nariz bastante grande y tiene unas entradas en el pelo bastante pronunciadas. Digamos que no es guapo. Desde que me conoce siempre ha sido muy simpático y atento conmigo.

_Hola Paulita, ¿Qué haces por aquí? –me preguntó al verme

_Hola, estoy esperando a papá que me va llevar al centro comercial

_¿no te dijo nada? Es que le acaba de salir una reunión de última hora con unos de sus clientes

_no me dijo nada

_pues aun va tardar una o dos horitas, ¿quieres esperarlo en mi despacho?

Me llevó a su despacho y me dejó allí mientras el iría a hacer sus cosas. Nunca había entrado en su despacho, era enorme, tenía una gran mesa con un ordenador y documentos, también tenía como un pequeño saloncito con un sofá en forma de L orientado hacia una televisión grande y en el medio una mesita.  Me senté a ver la tele y en media hora Rubén regresó.

_acabo de hablar con tu padre, me dice que tardará un horita

_joder, que tengo que ir al centro comercial –respondí molesta por tener que esperar

_¿a que tienes que ir? –me preguntó

_tengo que comprarle un regalo a Sergio que es nuestro aniversario

_¡que bien! ¡felicidades! ¿y que le vas a comprar?

_ese es el problema, todavía no lo se, es que quiero que sea algo especial

_entiendo, ¿y no te has hecho una idea de que puede ser?

_no –respondí poniendo carita triste

_¿quieres que te diga un regalo muy bonito para una ocasión como esta?

_por favor, me salvarías la vida

_un video sexy

_jajaja, ¿pero que dices?

_de verdad, eso está muy bien

_no tiene sentido, porque el ya me ha visto en actitudes muy sexys

_pero no es lo mismo, este regalo es como darle un trocito de ti que podrá tener para siempre y simboliza la confianza que depositas en el

_no se, no lo veo

_aunque claro, supongo que todavía eres muy niña para hacer una cosa así

Siempre me había caído muy bien el jefe de mi padre pero no me había gustado su actitud, que me llamen niña es una de las cosas que mas me sacan de mis casillas y cuando me sacan de mis casillas me vuelvo muy desafiante.

_pues mira, lo haría pero no tengo una cámara de video para hacerlo

_no pasa nada yo tengo

Eso me lo dijo a la vez que se dirigía al armaría que había detrás de su mesa y cogía una cámara de video.

_tengo de todo, soy rico ¡jajaja! –dijo con la cámara de video en la mano

_ ¡jajaja! ¿No pretenderás grabarme?

_ ¿y porque no?

_no se, es raro ¿no?

_a cualquier persona que le pidas que te grabe en actitud sexy le parecerá raro pero no cualquier persona tiene una buena cámara, yo si

_no se, me ha cogido esto de sorpresa

_lo que yo decía, eres muy niña para este regalo –me dijo mientras se volvía a devolver la cámara al armario

Me acababa de poner de los nervios llamándome niña otra vez pero a su vez había conseguido provocarme.

_grábame –le ordené

_perfecto, ya tenía la cámara encendida –me dijo mientras se daba la vuelta como si ya supiese que iba aceptar ser grabada

_ ¿que se supone que tengo que hacer? –pregunté

_tu hazme caso, primero siéntate en el sofá y mándale un mensaje a tu novio, no pasa nada si alguna parte queda mal, después montamos bien el vídeo

Me senté en el sofá y Rubén se puso enfrente de mí grabándome con la cámara.

_empieza, mándale un mensaje

_Hola cariño, te quiero, estos tres años han sido perfectos y maravillosos, a día de hoy mi vida es perfecta y es perfecta gracias a que tu estás en ella, ¡feliz aniversario! ¡te quiero! –dije dirigiéndome a la cámara

Rubén se levantó, se dirigió a su ordenador y puso una música muy lenta.

_ahora baila un poquito –me dijo con tono autoritario

Yo me levanté del sofá y empecé a moverme al ritmo de la música, la verdad es que bailo muy bien. Pero Rubén parecía no pensar lo mismo.

_ ¿esa es tu concepción de un baile para un video sexy? –me dijo con tono borde

_pues todo el mundo dice que bailo genial

_siéntate otra vez y cierra los ojos –me dijo mientras yo hacía caso a sus órdenes

_¿y ahora que?

_ahora quiero que recuerdes la situación más morbosa que te haya ocurrido

_si, lo estoy haciendo –dije con los ojos cerrados

_ ¿cuando ocurrió?

_hace dos meses

_ ¿con tu novio?

_no, con otro chico

_ ¿le eres infiel?

_nunca le he sido infiel, solo fue un tonteo

_¿donde ocurrió?

_en un pabellón deportivo

_¿con quien?

_mi novio entrena a un equipo de niños pequeños y fue con el padre de uno de esos niños, durante uno de los partidos

_¿como ocurrió?

_el se mostraba muy cariñoso conmigo, me tocaba mucho al hablar y…

_no abras lo ojos y sigue –me ordenó Rubén

_pues cuando llego un momento que me sentí un poco incómoda, como acosada así que le dije que me iba al baño pero era una excusa para escaparme

_¿y entonces que pasó?

_el me dijo que me acompañaba, no pasaba nada porque yo iría al baño de chicas y el al de chicos, pero cuando pasamos por el baño de chicos y yo iba seguir mi camino al baño de las chicas el me dijo que el baño de las chicas estaba estropeado y sin pensar que me podía estar mintiendo entré en el baño de chicos

_¿por que crees que hiciste eso?

_creo que realmente no me sentía incómoda, creo que me estaba excitando por ver hasta donde podía llegar

_¿y cuando te diste cuenta de eso?

_cuando fui yo la que empecé  a tontear

_¿que hiciste?

_primero empecé a decirle tonterías porque me hacia gracia lo de los baños de los chicos, eso de que uno se pone al lado del otro y intenta mirarle el pene para comparar. Entonces le dije que quería recrear esa situación haciendo yo de señor que quería verle el pene.

_no pares, lo estás haciendo genial

_pues no podía vérselo porque soy muy bajita comparada con un hombre pero ya tenía curiosidad y me acerqué, nunca había visto una polla meando. Entonces el me dijo que le había visto la polla y que el también quería ver algo de mi, yo ni me lo pensé, lo agarré de la mano y nos encerramos en uno de los retretes.

_¿y que pasó allí?

_el se sentó en la taza, tenía la polla fuera porque no le había dado tiempo a que se la guardase y yo empecé a bailar sensualmente…

En ese momento yo estaba empezando a humedecerme recordando aquel día mientras Rubén no dejaba de grabarme y parecía que tenía controlada aquella situación.

_¿que hacía el?

_el se masturbaba mientras me miraba

_¿y aquello fue a mas?

_no, el se masturbaba y yo disfrutaba viéndolo excitarse mientras yo bailaba y me empezaba a desnudar. Pero justo acababa de sacarme mi top y desabrocharme mi sujetador cuando el se levantó y empezó a morrearse conmigo pero ya empezó a correrse en mi falda, me agarró de mi cabeza y hizo que me agachase y se acabó corriendo en mi cara y mi pelo.

_¿y no quiso mas?

_yo creo que el quería mas pero yo empecé a sentirme mal y sucia, por una lado me arrepentía de lo que estaba haciendo por mi novio y por otro me arrepentía de que me tratase así, como si fuera una vulgar ramera. En ese momento empecé a llorar y aquel señor me llamó puta y se fue

_¿tu novio no se enteró?

_fue raro porque pensé que se iba enterar porque yo apestaba a semen pero no se enteró

_¿te excitó todo aquello?

_muchísimo

_¿y te ha puesto recordarlo?

_si

_pues abre los ojos y hazme un baile sexy

Notaba como mis braguitas estaban húmedas de recordar aquella historia pero eso no era un impedimento para grabarle un video de infarto a mi novia. Me levanté y empecé a bailar.

Empecé moviendo mis caderas poquito a poco, sensualmente, al ritmo de la música, me sentía sexy y deseosa de grabarle este video a mi novio.

_muy bien Paulita, tócate un poquito el cuerpo

Yo accedía a todo lo que me decía Rubén. Empecé a tocarme mi cuerpo, me gustaba, me estaba exhibiendo.

El ritmo de la música era mas alto, uno de mis puntos fuertes bailando son mis movimientos de cadera y empecé a aprovecharlos al máximo sin dejar en ningún momento de recorrer con mis manos desde mis pechos hasta mis muslos como quien está vendiendo un producto.

Rubén no dejaba de darme alguna que otra instrucción mientras gravaba y tampoco dejaba de decirme lo bien que me movía.

Cuando la canción estaba llegando a su fin, yo me acerqué a una de las paredes de aquel despacho y allí apoyé mis manos sobre esa pared poniendo mi culo en pompa y terminando el baile con unos movimientos muy sexy de cadera.

Al terminar yo estaba un poquito cansada, así que senté en el sofá otra vez. Rubén se acercó a mi con la cámara, primero me grabó todo el cuerpo empezando por los pies hasta llegar a mi cara y parándose unos segundos en el escote que llevaba.

_y ahora desnúdate, y sigue así de sexy

Sin levantarme del sofá, yo empecé a tocarme el vientre sin dejar de mirar la cámara y poniendo carita de niña salida. Luego saqué pecho y con mi mano izquierda empecé a sobarme la teta derecha, a manosearla mucho.

Así estuve durante unos segundos hasta que empecé a levantarme el top hasta la altura de mis pechos dejando ver mi fino vientre, y parándome en la zona de mis pechos para masajearlos de nuevo.

_muy bien, ahora enséñale a la cámara lo que guardas ahí

Yo no mediaba palabra, me limité a subirme mas mi top negro hasta la altura de mi cuello dejando ver el gran escote que se formaba en mi sujetador negro.

Yo volvía a jugar con mis pechos mientras que Rubén se movía y gravaba otros primeros planos de mi y de mi escote. Me estaba poniendo muy cachonda.

Como yo estaba sentada, Rubén me hacía un plano como desde arriba. En ese momento también me subí el sujetador por encima de mis pechos dejando al sujetador y el top por encima de mis tetas. Y dando por fin el primer plano de mis considerables pechos.

Durante unos segundos jugué a manosear las partes desnudas de mi cuerpo hasta que ya me desabroché el sujetador y me lo saqué totalmente al igual que mi top.

Estuve un tiempo jugando con mis pechos, los tocaba, los movía, jugaba con ellos, toqueteaba con mis pezones.

Me estaba poniendo muy cachonda, me tumbé a lo largo del sofá con mi cabeza justo en la esquina del mismo y seguí disfrutando de mis pechos.

Al rato Rubén se había colocado por detrás mía y grababa desde arriba como yo tumbada en el sofá seguía jugando con mi cuerpo pero de repente escuché como bajaba el pantalón, liberaba su polla y a la apoyó sobre mi hombro.

Al notarla sobre mi hombro yo me reincorporé en el sofá.

_no no –le dije pensando que quería que le hiciese algo

_no te confundas, no creo que una niña como tu pueda satisfacerme solo quería estar mas cómodo

Otra vez me infravalora, odiaba esa prepotencia que tiene hacia mí y no me gustaba porque realmente creía que no era cierto lo que decía. Ahora el se colocó por detrás del sofá y apoyó su polla sobre el respaldo que quedaba justo a la altura de la misma.

Sus provocaciones hacían un efecto raro sobre mí, yo ahora estaba de rodillas y apoyé mi cabeza sobre el respaldo del sofá a unos tres centímetros de su polla.

_seguro que si ahora hago acerco más mi boca a tu polla la apartas ¿no?

_prueba

_tu sabrás, dices que no crees que yo pueda satisfacerte, seguro que no te gusta si hago esto

En ese momento con mi boca le di una sola chupada a la polla de Rubén que ni siquiera emitió un simple gemido.

_¿y te gusta si hago esto?

Le dije esta vez mientras su polla se perdía íntegramente en mi boca pero solo durante unos segundos.

Nos quedamos mirando fijamente el uno a los ojos del otro hasta que Rubén puso su mano en mi nuca y acercó mi cabeza a su polla. En ese momento yo abrí la boca y empecé a chupársela mientras el no soltaba la cámara.

Mis chupadas eran lentas y profundas, su polla llegaba hasta mi esófago y había crecido tantísimo que algunas de las veces me daban arcadas pero eso no me detenía.

_muy bien Paula, sigue así

Yo no decía nada, los únicos sonidos que salían de mi boca eran los de mis labios envolviendo aquella crecida polla de unos22 centímetrosy del sonido de mi lengua jugando con su polla mientras se desplazaba dentro de mi boquita.

En un momento Rubén sacó la polla de mi boca.

_Parece que te gusta –le dije yo mientras hipnotizada no dejaba de mirar aquel pollón

Rubén no dijo nada solo empezó a hacer unos movimientos de cadera adelante y atrás como simulando follar. Yo entendí rápidamente sus intenciones, así que abrí la boca y el empezó a follármela a un ritmo mas alto del que yo había invertido en el principio de mi felación.

Al principio solo metía la mitad de su polla pero a medida que aumentaba el ritmo la iba metiendo mas al fondo hasta que por momentos yo casi no podía ni respirar y parte de mi saliva se me escapaba de la boca.

Al cabo de un minuto Rubén dejó de follarme la boca, dejó a cámara sobre la mesa y se sentó en el sofá, eso sí, la cámara enfocándonos  a nosotros. Yo me coloqué a su derecha.

Volvió a agarrarme la cabeza y la llevó hasta el principio de su polla y con su otra mano empezó a mover su polla golpeándome con ella en mis labios.

Estuvo así un buen rato en el que yo no dejaba de ponerme mas cachonda, quería volver a tenerla enterita dentro de mi boca.

Cuando por fin soltó mi cabeza empecé a chuparle la polla como nunca antes lo había hecho. Yo iba muy rápido e intentaba que cada una de las chupadas que daba llegaran al final de su polla. Por fin Rubén ya empezaba gemir, por mucho que lo negase disfrutaba de lo lindo.

_Parece que te gusta –dije yo dejándosela de chupar

Sin contestarme llevó mi cabeza otra vez a su polla y yo seguí chupando, sus gemido eran cada vez mas intensos.

_no olvides de mirar a la cámara ¡¡ohhhh!! Que bien –me dijo en medio de mi mamada

Yo le hice caso y seguí chupándosela mirando a la cámara. Para terminar Rubén en una de mis profundas chupadas me presionó la cabeza con fuerza, no dejándome sacar la polla de su boca y la tubo presionada muchísimo tiempo en el que yo apenas respiraba.

Cuando la soltó…

_quítate el resto de la ropa

Rubén se levantó y empezó a quitarse la ropa mientras yo también me quitaba la mía y no perdía ojo a lo que tenía entre las piernas. Me saqué mis vaqueros y mis braguitas. Me coloqué a cuatro patas dejando mi culo pompa saliendo por fuera del sofá y el atacó por ahí.

Colocó su polla en la entrada de mi coño y empezó a metérmela suavemente, yo sentía algo de dolor debido a que la tenía muy grande pero por suerte Rubén no me estaba follando de manera brusca.

_¡dios! ¡que bien! Me gusta siii –decía yo

_me ha gustado mucho como me la has chupado Paulita, por eso ahora tienes este premio

Aquello cada vez me dolía menos y yo quería que fuese mas rápido, así que no me corté en decírselo.

_¡Rubén dame mas! Más rápido y más fuerte por favor

_resultó ser que al final la monjita era un zorrita

Rubén sacó su polla de mi coño y se volvió a sentar sobre el sofá invitándome a que ahora yo me pusiese encima del.

Yo me coloqué sobre su polla dándole la espalda a Rubén pero dándole la cara a la cámara. Coloqué su polla en la entrada de mi coño y yo misma la fui introduciendo dentro.

_¿sabes que putita?

_dime

_antes me la chupaste muy bien, casi me corro, por eso te estaba follando suavemente pero ahora verás

Dicho esto Rubén empezó a llevar un ritmo endiablado, me follaba con una intensidad que yo desconocía que existía y me extraña que alguno de mis gemidos no se estuviese escuchando fuera de aquel despacho.

_SIII OHHHH DIOSSSS –eran los gemidos que salían de mi boca

_menudo video va ver tu novio –me decía Rubén con tono de broma

Tras un buen rato follando bruscamente, me sacó de encima suyo como si fuese una muñeca y agarrando mi pelo me puso mi cara sobre su polla y con la otra mano empezó masturbarse violentamente hasta que chorretones de semen salieron de su polla entrando en mi boca.

Hecho esto, Rubén cogió la cámara para seguir grabándome.

_abre la boca, enséñame mi semen

Yo mirando a la cámara abrí la boca y con mi lengua le enseñaba su semen.

_ahora trágatelo

Así lo hice y tras tragarlo enseñé mi boca a la cámara para que viese que no quedaban restos de semen en mi boca.

Después de esto Rubén se reincorporó y empezó a vestirse. Yo empecé a pensar en mi novio y empecé a sentirme mal. Rubén se me quedó mirando.

_Tranquila, voy a borrar el video –dijo cogiendo su cámara

_Gracias –respondí yo cabizbaja

Tras salir de aquel despacho me fui directamente para casa, ya no quería ir a comprar nada, no me sentía con fuerza.

Aquella noche apenas dormí, lo único que tenía en mi cabeza era lo puta que había sido con mi novio y que se lo tenía que contar.

Al día siguiente me desperté tarde y después de comer me fui a hablar con mi novio. Le conté lo que había ocurrido y me dejó. Estaba muy triste y quería estar sola. ¡ERA EL PEOR DÍA DE MI VIDA! Estuve toda la tarde paseando por la ciudad hasta que ya se hizo tarde y regresé a casa.

_¿donde has estado cariño? ¿has estado con tu novio?- me pregunta mi cuando llego a casa

_Si papá

_pues te he llamado un montón de veces, hoy vamos a cenar con mi jefe, creo que me va proponer un ascenso

_me alegro mucho papá, pero yo no quiero ir

_tienes que venir cariño, lo siento, y aparte mira lo que te he comprado para que te pongas esta noche –dijo dándome una bolsa

_gracias

_ve a cambiarte que nos vamos ya, apura

Fui a cambiarme a mi cuarto, no me podía creer lo que mi padre me había comprado para ponerme en una cena con su jefe. Me había comprado una faldita blanca muy corta y con vuelo y una camisa blanca ajustada de manga corta. No me parecía lo más adecuado pero estaba divina.

Una vez que acabé de arreglarme nos fuimos.

Llegamos al restaurante donde nos esperaban el jefe de mi padre, su esposa y su hijo.

Anteriormente ya os he explicado como es Rubén, ahora os voy explicar como son el resto de protagonistas.

Mi padre se llama Emilio, tiene 42 años, no es precisamente un top model, mide 1,70, se le nota mucho la edad, tiene canas y los ojos marrones. Su cuerpo es el de una persona de su edad, no está gordo pero tiene su barriguita. Esa noche vestía de traje negro, camisa blanca y corbata roja.

El hijo de Rubén se llama Borja, tiene 19 años, mide 1,80, es moreno, ojos verdes, pelo algo largo y rizado, bastante guapo la verdad aunque de cuerpo es demasiado delgado para mi gusto. Borja llevaba una camisa negra muy bonita con unos vaqueros y unos zapatos negros.

Y la esposa de Rubén se llama Elisa, parece una actriz porno, tiene 42 años, tiene una larga melena rubia con extensiones, ojos verdes, labios muy gruesos, es muy guapa pero se nota que está muy operada, de cuerpo es muy despampanante con un gran culo y nos pechos operados de la talla 100. Llevaba puesto un vestidito rojo en el que se entreveía su precioso cuerpo.

La cena fue muy aburrida, solo se hablaba del tema del ascenso de mi padre así que Elisa, Borja y yo estábamos continuamente callados.

Yo me sentía muy incómoda en la misma mesa que Rubén, cuando acabamos de cenar pensé que nos iríamos para casa pero me equivocaba. Rubén nos llevó a una de las mejores discotecas de la ciudad con todos los gastos a su cuenta.

Borja y yo nos escapamos tan pronto como pudimos del grupo para ir hacer cosas de gente joven, al principio estábamos bailando juntos hasta que un chico se acercó a bailar conmigo y perdí a Borja de vista.

Durante una hora estuve bailando con diversos chicos hasta que ya me cansé y decidí ir al fondo de la discoteca donde había unos sillones para descansar.

Yo estaba allí sola descansando cuando me fijé que a mi derecha a unos diez metros había una pareja haciendo cositas raras. Cuando me fijé en ellos… ¡no me lo podía creer! Mi padre estaba sentado en uno de los sillones, sus pantalones estaban en el suelo y encima de el estaba la señora de Rubén. Aunque el vestido de Elisa no me permitía verlo, se notaba que mi padre se la estaba follando. No me podía creer lo que estaba viendo, mi padre es divorciado así que puede acostarse con quien quiera pero no con la esposa de su jefe, su carrera podía terminar ahí.

Me escapé de aquella zona rápidamente pero por el camino me encontré a Rubén.

_¿Has visto a mi esposa? –me pregunta

_no –respondo nerviosa

_la estoy buscando y no la encuentro, voy a mirar por allí –me dice señalando justo la zona en la que su esposa follaba con mi padre

Hay un refrán que dice que las situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. Así que no me quedó más remedio que…

_¿no te apetece bailar antes un poco conmigo? –le dije a Rubén mientras echaba mis manos alrededor de su cuello con el objetivo de que no encontrase a su esposa con mi padre

_claro –me dice agarrándome de la cintura

Lo llevé al medio de la pista de baile pero solo conseguí entretenerlo dos canciones.

_creo que voy a buscar a mi mujer Paulita

_¡NO! Quédate otra canción por favor –le decía yo mientras le agarraba una de sus manos y la posaba en mi culo

_¿sabes como me quedaría Paulita?

_¿como? –pregunté yo dispuesta a hacer lo que fuera por mi padre

_si te quitas las bragas –me dice el muy cabrón al oído

En este momento no me quedaba mas remedio que cumplir todo lo que el me exigiera, así que metí mis manos por dentro de mi faldita y saqué mis bragas en medio de la pista mientras se llegaba escuchar algún que otro silbido.

_¿ahora te quedas no? –le pregunté con mis bragas en la mano

No respondió, simplemente empezó a bailar otra vez conmigo, esta vez mas pegado que antes hasta que metió su mano por dentro de mi faldita. En este momento yo no podía negarme. El muy cabrón tenía los dedos muy gruesos y durante dos canciones bailando no paró de follarme con sus dedos, así que yo ahora ya estaba mas que encendida, ya no era por mi padre, era por mi.

_Paula, tengo un reservado arriba, ¿quieres venirte? –me pregunta Rubén

_si, deseo probar esa polla otra vez –dije yo totalmente sincera ahora

Nos dirigimos a ese reservado, era un reservado totalmente independiente, nadie podía ver lo que había dentro pero desde dentro si se podía ver lo que había fuera. Lo que yo no me esperaba era lo que me iba encontrar dentro del reservado. Nada mas y nada menos que a mi padre totalmente desnudo masturbándose mientras miraba como Elisa, que estaba de rodillas en el suelo, SELA CHUPABAASU HIJO.

Yo no sabía que era lo que estaba pasando, me había quedado de piedra pero pronto empecé a espabilar cuando la cabeza de Rubén se perdió debajo de mi falda y empezó a comerme el coño.

Mientras me comía el coño también me introducía sus gruesos dedos, el placer era intenso, mis rodillas me fallaban, de vez en cuando hacían un amago de flaqueza pero la cabeza de Rubén evitaba que me cayese.

Mientras tanto Elisa se la seguía chupando a su hijo y mi padre dejó de mirar para unirse a aquella fiesta. Ahora Elisa chupaba dos pollas a la vez, el hijo de Rubén no había heredado el pollón de su padre pero mi padre si que tenía una polla larga y sobre todo gruesa de la cual a mi me costaba quitarle ojo.

Después de un tiempo en aquellas posiciones, Rubén salió de debajo de mi falda, yo casi no podía mantenerme de pié.

_fóllame por favor –le rogué con voz de puta

_no quiero cría –dijo metiéndome uno de sus dedos en mi boca

Otra vez me llama cría ¡QUE RABIA!

_hijo, ven aquí, vas a flipar como la chupa esta puta –le dice Rubén a su hijo

Borja se va de donde está su madre y se acerca a mí.

_chúpamela –me ordena

_no, yo quiero que me follen –le dije yo que necesitaba una polla dentro de mi

_aquí tu haces lo que se te diga –me dijo a al vez que me obligaba a agacharme y me metía su polla en mi boca

No os voy a engañar, me encantaba que me tratasen así.

Empecé a chuparle la polla, no era muy grande, cosa que en parte me gusta para chuparla debido a que la hace muy manejable y así podría hacerle maravillas con mi lengua. Yo se la chupaba muy rápido, llegando hasta el fondo como a mí me gusta. Lo que yo quería era que disfrutase mucho para que me la clavase lo antes posible.

En la otra parte del reservado ahora estaba Elisa a cuatro patas mientras mi padre estaba detrás de ella reventándoles el coño y mientras ella tenía delante a su marido al cual se la estaba chupando.

Los gemidos de Elisa eran enormes tras las violentas investidas de mi padre, y a mi sin saber porque aquello no dejaba de excitarme.

Pero hubo sorpresa…

_¡¡OHHGG!! ¡¡OHHGGG!! Me corrooooo –gritó Borja ya empezándose a correr

Una cantidad considerable de semen salió despedida hacia mi cara y mi vestido dejándome muy sucia.

_¡que rápido has sido hijo! –le dijo Rubén a Borja

_es que la chupa de vicio –dijo Borja haciéndome que me sintiese halagada

Rubén se acercó otra vez a mi dejando a mi padre follándose a su esposa y empezó a besarme.

_¿vamos a otro lado a seguir con la fiesta? –me dijo

_a donde quieras, pero necesito que alguien me folle

Rubén y yo salimos del reservado y nos fuimos otra vez a la pista de baile. Había bastante gente y yo estaba con mi vestido lleno de semen. Al momento de llegar Rubén metió otra vez su mano bajo mi falda y empezó follarme fuertemente con dos dedos.

Una canción entera estuvo haciéndome eso hasta que allí llegaron su mujer y su hijo.

_bueno, me voy –me dice Rubén

_¿a donde? –pregunto yo desesperada

_para casa, mi familia quiere irse

_¿y me vas a dejar así?

_adiós Paula –me dice mientras se va con su familia

No me podía creer lo que había pasado pero de repente…

_hola cariño –escucho a mi padre llegando por detrás y agarrándome de la cintura

_hola papi –respondo yo sin darme la vuelta

Mi padre se pega a mí por detrás encajando su polla en mi culo, el cual empiezo a moverlo.

_parece que nadie quiere follarte cariño

_no papi, ¿tu conoces a alguien que si quiera? –dije yo tonteando sabiendo lo que iba llegar

_eres mi hijita, no quiero que te quedes con ese mal sabor de boca

_¿y que vas hacer? –seguía yo tonteando

_es una pena que Rubén se haya ido y no tengamos el reservado

_bueno, hay mas sitios

_¿como cuales?

_aquí mismo –dije yo caliente perdida

Desde mi posición, estiré la mano y bajé la cremallera del pantalón de mi padre. Como buenamente pude aparté su calzoncillo y saqué su polla que rápidamente la escondí debajo de mi falda.

_desde aquí no entra muy bien

Yo arqueé un poco mi espalda y abrí mis piernas para que eso entrase mejor. Yo lo conseguí. Mi padre había metido su polla dentro de mi coñito en el medio de la discoteca y debido a nuestras posiciones no nos importaba, lo único que queríamos era disfrutar. La polla de mi padre era muy gruesa, me dolía mucho pero el placer que me estaba haciendo sentir era mucho mayor.

A medida que estaba siendo follada, mi padre era más agresivo, sus investidas eran tremendamente fuertes y ahora empezaba a agarrarme del pelo. Todas las personas de nuestro alrededor ya se habían dado cuenta de que estábamos follando.

Muchas de las persona que había allí nos habían echo un círculo y veían como mi padre me follaba.

_¿te gusta mi amor? ¿te gusta como te folla papi?

_me encanta si, te quieroOOOOOOOOo

Mucha gente se fue de allí al escuchar que éramos padre e hija, pero la mayoría se quedaron mirándonos.

_cariño, me voy a correr –anunció mi padre

_OHHHFF, pues córrete dentro SIIIIIII

En cuestión de segundos sentí como la corrida de mi padre recorría en interior de mi cuerpo adolescente, lo cual me encantó, era la primera vez que se corrían dentro de mi.

Tras eso, mi padre y yo abandonamos la discoteca y regresamos para casa. Durante el camino de vuelta a casa no nos dirigimos la palabra.

Al llegar a casa mi padre fue directamente conmigo al salón, encendió la tele y pulsó play en el DVD. Lo que apareció allí fue el video que me había grabado Rubén, era concretamente la escena en la que yo se la chupaba.

_quiero que me la chupes así hija –me dijo metiéndome mano en el culo

_me muero de ganas de hacerlo

_pues vamos para mi habitación

Subimos las escaleras y nos dirigimos para su habitación, yo no sabía que allí había una sorpresa. En el cuarto de mi padre estaban Rubén y su hijo mientras su mujer chupaba las pollas a ambos.

_era hora de que llegaseis –dijo Rubén

Al final resultaba ser ¡EL MEJOR DÍA DE MI VIDA!

FIN

 

Si desean hacerme algún comentario en privado, pueden enviarme un correo electrónico a esta dirección paulalaloba@live.com

Y busquen mi página de Facebook “los relatos de Paula”

 

Paulalaloba

 

HistoriasDeSeduccion.com (Amor Filial) © Paulalaloba (paulalaloba@live.com)